Escuchá ahora

Trasnoche Continental

Lunes de 2 a 5. Martes a viernes de 0 a 5. Con Germán Caballero.


Funcionarios en la Casa Blanca, temen haber sido atacados con un dispositivo que libera energía

Lo llaman "síndrome de La Habana", y lo sufren muchos diplomáticos en el extranjero. Creen que son ataques con algún tipo de dispositivo que libera microondas.

Funcionarios en la Casa Blanca, temen haber sido atacados con un dispositivo que libera energía

Casa Blanca. Foto:

¿Paranoicos? Bastante, sin dudas, pero eso no quiere decir que no sea cierto. Dos funcionarios de la Casa Blanca en distintos lugares y momentos, sintieron lo que llaman el "Síndrome de La Habana", que no tiene que ver con moverse con ritmo tropical, sino con una serie de malestares físicos, que muchos diplomáticos norteamericanos perciben en el exterior, especialmente en Cuba y China.

Hace tiempo que los estadounidenses han detectado la cuestión y estudian que puede producirlas, pero según parece, sospechan que podría tratarse de una suerte de energía liberada por medio de microondas, usando alguna suerte de dispositivo.

El problema es que nunca había pasado en territorio norteamericano y mucho menos en la propia Casa Blanca, lo cual incrementa las preocupaciones. Los síntomas de los ataques del síndrome de La Habana incluyen escuchar sonidos extraños seguidos de mareos, náuseas, fuertes dolores de cabeza y pérdida de la memoria que, en algunos casos, pueden durar años.

Los servicios secretos de Estados Unidos, dicen tener identíficadas docenas de víctimas, pero siempre, claro, en el exterior. Por ahora, las autoridades los llaman oficialmente "incidentes de salud inexplicables" y hasta ha dedicado tiempo al tema un portavoz de la Casa Blanca.

“La salud y el bienestar de los servidores públicos estadounidenses es una prioridad fundamental para la administración de Biden. Nos tomamos muy en serio todos los informes de incidentes de salud de nuestro personal ”, dijo un vocero oficial.

“La Casa Blanca está trabajando en estrecha colaboración con departamentos y agencias para abordar incidentes de salud inexplicables y garantizar la seguridad de los estadounidenses que prestan servicios en todo el mundo. Dado que todavía estamos evaluando los incidentes denunciados y que necesitamos proteger la privacidad de las personas que informan de incidentes, no podemos proporcionar ni confirmar detalles específicos en este momento".

Algunos piensan que lo mejor, sería darle intervención a Maxwell Smart.