El Banco Central emitió un comunicado donde aclara que "la norma que dispuso ayer el Directorio del Banco Central de la República Argentina no incluye a los productores que sean personas humanas".

"Las empresas que vendieron soja en el marco del Programa de Incremento Exportador, y que fueron alcanzadas por la Comunicación A 7609, conservan los instrumentos que les permiten dejar sus ventas en las cuentas que se ajustan por dólar linked", marcó la entidad monetaria liderada por un cuestionado Miguel Pesce.

La marcha atrás frespecto de las restricciones impuestas ayer se debió a que el ministro de Economía, Sergio Massa, enfureció por el modo en que el Banco Central instrumentó las nuevas trabas para que el agro compre dólares bursátiles.

El tigranse estaba de acuerdo con aplicar alguna restricción que no alcanzara a los productores pero que le impidiera a las empresas acceder al CCL y el MEP tras liquidar el dólar soja. Finalmente Sergio Massa acordó con Pesce la modificación de esa resolución que principalmente molestó al sector agropecuario.