En la segunda jornada de alegato ante el Tribunal Oral Federal 2 en la llamada causa Vialidad, el defensor de la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Carlos Beraldi, sostuvo que el llamado operativo “limpiar todo”  postulado por la fiscalía en su acusación “no existió”.

Beraldi advirtió este martes que la fiscalía hizo un «intento desesperado» por sostener una acusación que tiene «certificado de defunción» al tiempo que afirmó además que la Presidencia de la Nación no tiene entre sus competencias el control de la obra pública provincial.

Sin embargo, según la fiscalía responsable de la causa, ese plan fue la decisión del gobierno de Cristina Kirchner pocos días antes de terminar su segundo mandato en 2015 de pagarle todas las obras que se debían para luego cerrar las empresas. Los fiscales dijeron que la Vicepresidenta estaba al tanto de todo eso. Lo hizo en base a mensajes del celular que le secuestraron al ex secretario de Obras Públicas José López cuando fue detenido con los bolsos con nueve millones de pesos.

De allí señalaron que Cristina Kirchner se reunió con López en la quinta de Olivos y luego con Báez en Santa Cruz para que el paguen al empresario 537 millones pesos, a través de una resolución firmada el 25 de noviembre de 2015 por el ex ministro de Planificación Julio De Vido, para que después echen a los empleados y abandonen las empresas.

El abogado también explicó esas circunstancias ya que dijo solo hay cuatro o cinco mensajes que aluden a la vicepresidente. “Cualquiera sabe que si uno busca cuatro mensajes y busca construir una historia va a fracasar. Ella no aparece en ningún mensaje a ninguna de las personas. Son solo circunstancias de que van a ver a la señora, que me reúno, que no me reúno. Y en el punto más cercano es un mensaje de López con el secretario. Y tener una reunión de un secretario de estado con una presidente es algo rutinario””, dijo la defensa.

Además el defensor señaló que a Báez no se le pagaron los 537 millones de pesos.Carlos Beraldi explicó que lo que dictó De Vido fue una resolución aprobada por todas las instancias administrativas pero que nunca se pagó. “La prueba de la fiscalía y de la Dirección Nacional de Vialidad muestra que el 25 de noviembre de 2015 no se realizó ningún pago a Báez. ¿De donde sacan eso los fiscales? Tampoco le pagaron el 26 o el 27. De los sistemas oficiales surge que los certificados están pendientes de pago. Eso esta en la causa”, señaló.

La fiscalía dijo que al 10 de diciembre de 2015 a las empresas de Báez no se le debía plata. Pero la defensa mostró planillas de que sí se le debían.

El punto último del plan limpiar todo que habló la defensa. Fue lo que la fiscalía marcó como una reunión de Báez y Cristina en Santa Cruz el 30 de noviembre. Luciani señaló que ese día la entonces presidenta llegó a la provincia en un vuelo para reunirse a la tarde con el empresario.

“Falso”, dijo Beraldi. El abogado dijo que Cristina Kirchner había llegado a Santa Cruz el día anterior. “Y el 30 de noviembre en horas de la tarde la presidenta viajó a la provincia de Río Negro, a Bariloche donde llevó adelante una serie de actos oficiales durante todo al tarde. ¿Cómo salen los Fiscales ahora de esto?”, dijo y se preguntó Beraldi luego de mostrar el video del acto.

Luego de cuarto intermedio, la defensa inició un nuevo tramo del alegato dedicado a las supuestas irregularidades advertidas en Santa Cruz con relación al direccionamiento de obra pública a favor de empresas del también acusado Lázaro Báez, como «Austral Construcciones