Escuchá ahora

Continental Express

Sábados de 10 a 14.


Insulza recibió a Timerman antes de reunión sobre "fondos buitre"

El secretario general de la Organización de Estados Americanos se reunió con el canciller de Argentina el día previo a la exposición frente al organismo.

Insulza recibió a Timerman antes de reunión sobre
El secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, se reunió hoy con el canciller de Argentina, Héctor Timerman, en el día previo a que el país exponga ante el organismo sobre la pugna que mantiene con los "fondos buitre" que no aceptaron los canjes de deuda.
 
Tanto la OEA como la embajada argentina se limitaron a confirmar el encuentro entre Insulza y Timerman pero no el contenido de esta reunión preparatoria.
 
Timerman y el ministro de Economía, Axel Kicillof, serán los encargados de exponer mañana sobre la deuda externa argentina en la sede de la OEA en Washington.
  
Los ministros de Relaciones Exteriores de la OEA realizarán una reunión extraordinaria para analizar la restructuración de la deuda
argentina y las consecuencias del fallo judicial que obliga al país a abonar 1.330 millones de dólares más intereses a los "fondos buitre" en efectivo y en un solo pago.
 
Los funcionarios argentinos expondrán sobre el proceso de reestructuración de deuda llevado adelante por el país desde que en
2001 se declaró en default. En 2005 y 2010 realizó dos canjes de deuda en los que ingresaron el 92,4 por ciento de bonistas.
 
Alrededor del 1 por ciento de los inversores, denominados "fondos buitre", no aceptó ninguno de los canjes y recurrió a la Justicia de Estados Unidos para cobrar el 100 por ciento de bonos que compró por alrededor de entre el 20 y 30 por ciento de su valor, según los especialistas.
 
Buenos Aires sostiene que el fallo del juez de Nueva York Thomas Griesa supone un precedente judicial que pone en peligro la capacidad de los estados de renegociar su deuda en casos de necesidad.
 
Argentina argumenta que si se les paga a los "fondos buitre" y todos los demás bonistas reclaman el mismo tratamiento, esto tendría "un coste para el país de 120.000 millones de dólares y daría por tierra con una década de esfuerzos para la reestructuración de la deuda argentina", explicó la Argentina ante la OEA, cuando el país presentó su solicitud de reunión.
 
La reunión de consulta de ministros de Relaciones Exteriores se celebra con el fin de considerar problemas de carácter urgente y de interés común para los Estados americanos.
 
A la exposición argentina asistirán los 35 Estados miembros y gran parte de los 70 miembros observadores que integran la OEA, señaló al agencia estatal de noticias Télam.
 
"La cuestión reviste particular interés en atención al riesgo sistémico que representa una situación que atenta contra las reestructuraciones de deuda, ello en una región en la que la deuda externa es materia de permanente preocupación", señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores de la Argentina.
 
A la reunión de la OEA también fueron invitados el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Comisión Económica para América Latina (Cepal).
 
La reunión tendrá lugar días antes de que Argentina se siente el lunes a negociar en Nueva York con Daniel Pollack, el abogado
mediador designado por el juez Griesa en el marco del pleito por los bonos en default.
 
El país tiene dos fallos adversos que lo obligan a abonar 1.330 millones de dólares en efectivo, en un solo pago y sin quita a los
"fondos buitre".
 
A raíz de la sentencia de Griesa, la Argentina no puede saldar su deuda reestructurada hasta que no le pague a los "fondos buitres". 

Por eso, el lunes no pudo cumplir con un vencimiento de deuda. Como tiene un período de gracia de 30 días, recién a fin de julio podría entrar en default, si antes no logra un acuerdo con los "buitre".