Escuchá ahora

El Puente

Sábados de 0 a 6 y Domingos de 3 a 7hs. Con César Ferri.


China, como Rusia, vacuna muy lentamente a su población

El gigante asiático ha comprometido 500 millones de dosis a más de 45 países a pesar que aún no tiene un gran porcentaje de su propia población vacunada.

China, como Rusia, vacuna muy lentamente a su población

Vacunación China. Foto:

“Casa de herrero, cuchillo de palo”. Una tradicional frase que puede aplicarse a la actualidad de China y su cobertura de inmunización. Claro, porque más allá de ser uno de los grandes fabricantes de vacunas en el mundo, su lenta cobertura de vacunados ha generado que autoridades y expertos de ese país tengan que salir a dar explicaciones. 

Según datos de Our World in Data, al 14 de marzo el país oriental había administrado 4,51 dosis por cada 100 personas. Esta es una cifra relativamente baja si se la compara con países como Israel, que a la fecha ha administrado 109,8 por cada 100 personas o el Reino Unido, Estados Unidos y Chile, que han administrado 39.7, 33.5 y 38.8 por cada 100 personas, respectivamente. 

De acuerdo con los últimos datos entregados por las autoridades de ese país, hasta la semana pasada se habían aplicado casi 65 millones de dosis, una cifra que solo es superada por Estados Unidos, que hasta la fecha ha administrado 110 millones de vacunas. Y es que, a diferencia de otras naciones, China tiene un reto mayor al ser la nación con más habitantes del mundo: nada más ni nada menos que 1.400 millones de habitantes. 

El principal asesor médico de Beijing, Nashan Zhong, señaló a principios de marzo que si bien el progreso de inoculación en China podía parecer más lento en comparación con otros países, hay planes para acelerarlo y llegar al 40% de la población en julio, es decir, 560 millones de personas. 

Por su parte , el presidente de Sinopharm, Yang Xiaoyun, confirmó que su empresa podría producir 1.000 millones de dosis en 2021, lo que proporcionaría la inoculación a 500 millones de personas. El 31 de diciembre de 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió reportes de presencia de neumonía, de origen desconocido, en la ciudad de Wuhan, en China. 

A más de un año de esas noticias, el gigante asiático vuelve a sorprender. Controló la situación epidemiológica, produce una de las vacunas más utilizadas en el planeta, exporta estratégicamente a más de 45 países por cuestiones diplomáticas y a pesar no tener un alto índice de inmunizados, tiene un gran plan logístico para acelerar su plan de vacunación que nuevamente sorprenderá al mundo por el poderío de su industria y su capacidad de gestión.