En el International Manufacturing Technology Show (IMTS), que se trata de una de las exposiciones de tecnología más importantes de Estados Unidos y que se lleva a cabo en Chicago, se presentó el primer auto que fue impreso a través de impresoras 3D.