Un loro cleptómano se ha convertido en el último colaborador del cine de Nueva Zelanda , después de robar una cámara GoPro y llevarla a un recorrido por el remoto Fiordland.

La especie de loro alpino nativo de Aotearoa, el kea, es conocida por su naturaleza curiosa y traviesa , y por robar carteras, joyas, almuerzos para llevar, limpiaparabrisas y otros objetos de valor de turistas y visitantes desprevenidos.

La familia Verheul le dijo al programa de televisión local Seven Sharp que habían estado caminando por Kepler Track y que se estaban quedando en una cabaña cuando se les unió un kea.

Colocaron la GoPro para capturar imágenes de las aves, pero una arrebató la cámara y se fue volando, filmando su vuelo por la ladera.

La GoPro captura la huida en el aire, así como el aterrizaje del kea y el ataque breve y ligeramente frenético a la cámara, y finalmente filma un primer plano de la cara del ave mientras se quita trozos de plástico.