La Coca Pola es una serie de productos elaborados a base de hoja de coca que han salido desde Cauca, una región colombiana en la que habitan los indígenas nasa, quienes han enfrentado la histórica estigmatización de esa planta.

Romper con los prejuicios, en buena parte generados por la cocaína, no ha sido fácil, ni para los nasa ni para otros pueblos incaicos y amazónicos de Sudamérica. De hecho, es una lucha que se inició en la época colonial y se mantiene hasta la actualidad.

Pero es una empresa indígena la que ha querido llevar esa batalla a un inusual terreno: el comercial, explica la BBC.

"Es imposible a estas alturas seguir desconociéndola. Entonces, lo que hemos hecho es tocar esa sensibilidad cultural, sanguínea, porque nosotros llevamos la hoja de coca en nuestra sangre", dice Fabiola Piñacué, la fundadora de Coca Nasa, la primera empresa comunitaria en ofrecer productos a base de hoja de coca a un nivel mayorista en Colombia.

"Como siempre han dicho que la coca es cocaína, entonces hemos empezado difundir que 'la coca no es cocaína'", señala a BBC Mundo la también integrante del pueblo nasa.

Pero Coca Nasa ahora también enfrenta un nuevo reto legal por parte de Coca Cola, la multinacional que a través de sus representantes legales en Colombia ha exigido que no se use la palabra "coca" en los productos que venden.

"Nos han pedido que dejemos de usar las marcas relativas a la hoja de coca que llevan el nombre 'coca'. Esa solicitud es muy difícil de atender, porque la hoja de coca es patrimonio de los pueblos indígenas", señala David Curtidor, el representante legal de la empresa.

"Es una disputa no solamente en lo espiritual, sino también en lo económico. Primero fue con el imperio español que la prohibió, y ahora con el imperio de la Coca Cola", dice.