Hace menos de un mes se supo que Juan Alberto Badía se alejaba de la radio y la televisión para empezar un tratamiento oncológico que le permitiera controlar el tumor que tiene en el mediastino (la zona del tórax ubicada entre el esternón y la columna vertebral).

La carta de Badía:

“Queridos míos, ya estamos en la etapa inmunodeprimida, con los recaudos, cuidados y una inyección diaria para levantar los (glóbulos) blancos.

Estoy bien. Mejor que en el primer ciclo. Cada día confío más y cada día recibo más y más apoyo. Lo que me da una fuerza superior para ganarle definitivamente (a la enfermedad).

Si tenía que pasar por esto para confirmar el amor que me rodea, bienvenida sea la experiencia. En un mundo donde casi todo da lo mismo y la vida tiende a tener menos valor, a la mía ustedes le han puesto un valor súper especial.

A todos los oyentes, a todos los amigos y a todas las personas que me quieren bien, gracias.

Abrazo de súper clásico.