La Unión Obrera Metalúrgica es uno de los mas poderosos de los sindicatos del mundo gremial, y paso 52 años en manos de solamente dos personas: Lorenzo Miguel durante 32 años y Antonio Caló los últimos 20 años.

Ahora Abel Furlán el secretario general de la Seccional Campana juntó las voluntades necesarias entre los delegados para desplazar a Calo y se hizo con la conducción del sindicato a nivel nacional.

Los que conocen a Furlán dicen que el kirchnerismo sumó un sindicato poderoso, a diferencia de su antecesor, un clásico de los llamados "gordos" de la CGT, quien liderase la seccional Campana es, muy pero muy cercano al kirchnerismo.