Escuchá ahora

Trasnoche Continental

Lunes de 2 a 5. Martes a viernes de 0 a 5. Con Germán Caballero.


Las culpas de la pobreza

La reaparición en Quilmes fue una película de ficción entre un Kirchner que tuvo un discurso mas prudente pero que no fue capaz de identificar ni un solo error que haya cometido.

La reaparición en Quilmes fue una película de ficción entre un Kirchner que tuvo un discurso mas prudente pero que no fue capaz de identificar ni un solo error que haya cometido. Sorprendió cuando dijo que estaba nervioso y que con humildad iba al Congreso a aprender su nuevo rol de diputado raso. En otro momento lo hubiera cruzado con los tapones de punta al Papa que denunció “ el escándalo de la pobreza y la inequidad social” en la Argentina. Esta vez controló sus instintos camorreros y se sumó a la preocupación del Santo Padre aunque aclaró que “ se siente con autoridad moral” porque la pobreza bajó mucho con su gobierno cosa que es una verdad a medias. Faltó agregar que en los últimos tiempos la pobreza y la desocupación volvieron a crecer y que la brecha entre ricos y pobres es tan amplia como durante el menemismo. El Kirchner negador de siempre apareció luego de reconocer la existencia de serias complicaciones económicas y sociales. No se hizo cargo ni de una mínima equivocación. Aquellos niveles de pobreza del principio fueron la herencia del neoliberalismo de Menem y de la impericia y torpeza de Fernando de la Rúa y su gobierno. Hasta aquí se puede aceptar. El tema es que dijo que la inequidad de hoy, después de haber gobernado 6 años con un poder inmenso, con crecimiento a tasas chinas y casi sin oposición, era culpa del terremoto financiero internacional. Los economistas que defienden el modelo productivo reconocen que muchos de los graves problemas como la fuga de capitales por falta de confianza y la incapacidad para hacer transformaciones estructurales a favor de los que menos tienen comenzaron muchísimo antes del tsunami que se desató en Estados Unidos y golpeó al mundo entero. Javier González Fraga ratificó esta mañana con Magdalena que “ este gobierno está fabricando casi 5 mil pobres por día”.

A esta altura resulta patético que Kirchner ponga siempre las culpas afuera cuando la inmensa mayoría fueron errores propios no forzados. Cuantificó la pobreza en un “ 22 ó 23 %” mientras el Indec en su última medición habla de 15,3%, una mentira que insulta la inteligencia de los argentinos . Para el SEL de Ernesto Kritz la pobreza es de 32% y se acerca al 40% para la Pastoral Social que encabeza monseñor Jorge Casaretto que en las últimas horas desayunó con un reciente enemigo íntimo de los K: Sergio Massa. Los intendentes que ya no quieren saber nada con Néstor Kirchner mantienen el temor ante el poder de daño que aún conserva. Afecto ya no le tienen. Respeto cada vez menos. Hay un látigo que los amenaza con cortarle los fondos para las obras publicas estratégicas de los intendententes y esa relación tiene fecha de vencimiento. Tiene patas cortas como la mentira.La política no se construye sobre la base del temor. La buena política es solidaridad, transformación y honradez. Y esta es una verdad que no acepta ficciones.
Escrito por Alfredo Leuco. Periodista. Cordobés, hincha de Boca y Talleres. Ex-Columnista de Bravo.continental. Conductor de "Le doy mi palabra" por canal 26. Tiene tres libros publicados, tres Martin Fierro (Mejor labor periodística en Radio, Televisión y Cable) y ganó un Konex como "mejor analista político de la década".

Sobre el Blog Aquí podrás leer y escuchar las columnas periodísticas que Alfredo Leuco realizó en Bravo.Continental desde febrero de 2009 hasta diciembre de 2013.

Seguínos en Twitter

ARCHIVO