Escuchá ahora

El Puente

Sábados de 0 a 6 y Domingos de 3 a 7hs. Con César Ferri.


Síguenos en:

Unh nuevo smartphone modular comienza a tomar forma

Puzzlephone, diseñado en Finlandia, usa tres grandes bloques intercambiables para reemplazar un componente roto u obsolet

Unh nuevo smartphone modular comienza a tomar forma
ro dispositivo se suma a la creciente ola de equipos modulares que disparó la comunidad Phonebloks, que propone -como en las PC de escritorio clásicas- diseños que permitan cambiarle componentes a un dispositivo electrónico sin tener que reemplazar todo el equipo, reduciendo costos para el usuario, alargando su inversión, y mitigando el impacto ambiental que supone tirar un equipo entero sólo porque deja de funcionar una parte.

El más conocido es el Proyecto Ara, que nació en Motorola y hoy continúa en Google, y que tendrá el año próximo los primeros módulos para crear un smartphone desmontable; pero también está elreloj inteligente modular Bloks, y la cámara digital Equinox, entre otros.

Ahora se suma Puzzlephone, un smartphone que sigue la misma línea de pensamiento, y que permitirá -cuando esté listo, en algún momento del año próximo- cambiar alguna de sus partes sin tener que comprar un teléfono nuevo.

A diferencia del Proyecto Ara, sin embargo, las posibilidades de reemplazo llevan otra configuración, ya que el teléfono consta de tres bloques: la estructura principal, que incluye la pantalla y los parlantes; el "cerebro" (procesador central y cámara de fotos); y el "corazón", que tiene la batería y electrónica secundaria, un diseño que hace recordar a las palmtops Handspring, que tenían también una ranura para ampliar sus funciones con un cartucho. El Proyecto Ara permite -en principio- un control más fino de lo que se puede cambiar o configurar, pero el de Puzzplephone parece, a primera vista, más fácil de producir y gestionar. En ambos casos, no obstante, falta su disponibilidad comercial, y el uso durante un tiempo, para determinar cuál de las dos estrategias es más efectiva.

Diseñado en Finlandia por el español Alejandro Santacreu luego de que se le rompiera el botón de su smartphone (según le contó a Hipertextual), el Puzzlephone apuesta a ofrecer una arquitectura abierta, permitiendo que los usuarios puedan elegir qué componentes incluyen en su equipo -y de qué proveedores- y qué sistema operativo usan, aunque planean apostar en principio por una versión modificada de Android, según The Verge.

Esperan tener un primer modelo en venta en la segunda mitad de 2015.