Escuchá ahora

Bravo.Continental

Lunes a Viernes de 13 a 17. Con Fernando Bravo.


Síguenos en:

Reino Unido busca ponerle límites a los beneficios fiscales de las compañías tecnológicas

El ministro de Finanzas planea introducir una tasa del 25 por ciento para poner límites a los complejos esquemas contables que utilizan firmas como Amazon y Google.

Reino Unido busca ponerle límites a los beneficios fiscales de las compañías tecnológicas
Reino Unido plena introducir una tasa del 25 por ciento que apunta a compañías multinacionales, entre ellas gigantes tecnológicos como Google y Amazon , acusadas de emplear complejos esquemas de contabilidad para reducir los impuestos que pagan por sus beneficios.

"Nos aseguraremos que los grandes negocios multinacionales paguen una cuota justa", dijo el ministro de Finanzas George Osborne en el comunicado presupuestario semestral el miércoles. "Algunas de las mayores empresas del mundo, incluidas aquellas del sector tecnológico, usan complicadas estructuras para evitar pagar impuestos", agregó el funcionario.

Empresas como Google, la cadena de cafeterías Starbucks y la tienda minorista on line Amazon han pagado un impuesto de sociedades mínimo en Reino Unido al desviar sus ingresos a jurisdicciones fiscales de bajo costo, empleando por ejemplo un sistema de pagos interno.

Este tipo de prácticas también llamó la atención de los legisladores estadounidenses, que indagaron sobre las prácticas impositivas que Apple desarrolla en su sede en Irlanda.

Sin embargo, expertos fiscales advierten que una medida dirigida a reformular las normas contables internacionales sería muy difícil de aplicar unilateralmente.

Osborne dijo que introduciría "una tasa del 25 por ciento sobre los beneficios generados por multinacionales por su actividad económica aquí en el Reino Unido que luego trasladan artificialmente fuera del país".

El ministro afirmó que Reino Unido se adelantaba de esta forma al mundo y predijo que este nuevo gravamen sobre los beneficios desviados recaudaría más de 1.000 millones de libras en los próximos cinco años.

Toby Ryland, socio de la firma de contabilidad HW Fisher & Company, dijo que la denominada "tasa Google" sonaba muy bien en principio pero que era poco probable que causara mucha preocupación a las multinacionales.

"En realidad, muchos de los tratados de doble fiscalidad del Reino Unido con otros países dicen donde pueden gravarse los beneficios", dijo.

"Medidas radicales como esta a menudo terminan en nada. El canciller Osborne ha dado en la tecla adecuada, pero la mayoría de las multinacionales podrán sortear las nuevas normas sin despeinarse".

Google declinó hacer comentarios, mientras que Amazon no estaba inmediatamente disponible para comentar la medida.

Los detalles sobre cómo se aplicará la tasa se conocerán en las próximas semanas, dijo a la BBC el secretario de Finanzas Danny Alexander, añadiendo que Reino Unido podría introducir la tasa sin cambios en los acuerdos internacionales.