Escuchá ahora

El Puente

Sábados de 0 a 6 y Domingos de 3 a 7hs. Con César Ferri.


Síguenos en:

Le embargan el sueldo a la madre porque se niega a que el padre vea a su hijo

La Justicia de Rosario resolvió embargarle el sueldo a una docente por no cumplir con el régimen de visitas de su hijo con su papá

Le embargan el sueldo a la madre porque se niega a que el padre vea a su hijo
La Justicia de Rosario resolvió embargarle el sueldo a una docente por no cumplir con el régimen de visitas de su hijo con su papá. La sentencia, sin antecedentes en el país, castiga económicamente a la madre por no saldar varias multas –por un monto de 5.250 pesos– impuestas por un juez de familia al considerarla responsable de frustrar los encuentros entre su ex pareja y León, de 2 años y medio.

La resolución del juez de Primera Instancia de Distrito del Tribunal Colegiado de Familia N° 5 de Rosario, Marcelo Molina, se adoptó tras la negativa de la madre, maestra en la escuela Nº 79 República del Paraguay, de acogerse al pago voluntario de 21 multas –de 250 pesos cada una– como sanción por no acudir a los encuentros establecidos por la Justicia para que el padre pudiese ver a su hijo. “Antes de llegar a la sanción de la multa se agotaron las demás alternativas ”, explicó ayer el juez Molina, en diálogo con la radio LT 10 de Santa Fe.

El litigio comenzó en 2010 cuando Leila O. y Adrián E., taxista de 52 años, rompieron la relación que los unía desde 2006. Luego de no llegar a un acuerdo en el régimen de visitas, en mayo de 2012 el Tribunal de Familia dispuso que el padre se encuentre con su hijo dos veces por semanas durante una hora en las instalaciones del tribunal. La madre, con el argumento de que en ese horario el nene estaba en el jardín y que ella trabajaba, nunca acudió a las citas.

“El fallo es inédito. No hay impedimento grosero para que un papá pueda ver a su hijo”, aseguró ayer a Clarín Lionel Dvoretz, el abogado del padre. Según indica el fallo, el hombre había propuesto utilizar el dinero adeudado por la madre en beneficio exclusivo de su hijo.

Adrián, el padre, dijo no saber por qué la madre le niega el vínculo con su hijo.

“Dice que soy un mal ejemplo, aunque no tiene ningún argumento”, afirmó. Subraya que la asistente social de la causa comprobó la buena relación entre ambos. “ Si no reclamo, hasta los 18 años no lo veo.

Sobre todo porque no suele existir el mismo criterio para un padre que para una madre que incumple”, concluyó.