Escuchá ahora

Continental Express

Sábados de 10 a 14.


La colonización humana de Marte arrancará en 2027

El periodista científico Stephen Petranek sostiene que en pocos años las primeras naves espaciales con humanos arribarán al planeta rojo, de temperaturas similares a la Antártida.

La colonización humana de Marte arrancará en 2027
Mientras los científicos a través del mundo tratan de encontrar vida más allá de la Tierra, el periodista científico Stephen Petranek sostiene que en un futuro próximo la ciencia avanzará tanto que los humanos podrían visitar y poblar Marte y otros cuerpos celestes del sistema solar. 

"En 2027 dos naves espaciales denominadas 'Raptor 1' y 'Raptor 2' llevarán a bordo las primeras colonias a Marte. Al llegar allí los pioneros levantarán campamentos y construirán los primeros edificios en la superficie del planeta", escribe Stephen Petranek en su nuevo libro 'How We'll Live on Mars'. Pese a que Marte casi no cuenta con oxígeno y está más alejado del Sol que la Tierra, cuyas temperaturas medias anuales alcanzan los -63 °C, el autor del libro explica que los humanos serían capaces de sobrevivir en estas condiciones hostiles, "dado que lo hicieron una vez en la Antártida".

No obstante Petranek subraya que las primeras colonias no podrán salir sin protección de sus casas debido a los altos niveles de radiación y se desplazarán por la superficie del planeta rojo, haciendo uso de vehículos hermetizados. Además el autor sostiene que Marte no es el objetivo final de la colonización humana. "La gente irá a Marte para indagar cómo se vive en otros planetas, dado que en el futuro tendremos que abandonar a la Tierra para poder sobrevivir", concluye el periodista.

Sin embargo, todavía no se sabe cómo evitar que las radiaciones cósmicas aniquilen la capacidad intelectual de los eventuales colonos que viajen hacia el planeta rojo: hasta ahora, la radiación solar atraviesa todas las aleaciones conocidas, lo que provocará el progresivo e indetenible deterioro cognitivo de quienes se expongan a ella sin mediación de una atmósfera como la terrestre.