Escuchá ahora

Buen Día Continental

Lunes a Viernes de 6 a 9. con Diego Schurman.


Síguenos en:

Inscripción online: piden a la Corte Suprema que intervenga

Mediante un escrito que suscribe el abogado Daniel Igolnicov, el padre de una niña a la que le anularon la vacante "por errores formales" pidió "que se habilite la feria judicial".

Inscripción online: piden a la Corte Suprema que intervenga
El padre de una niña a la que le anularon la vacante para una escuela porteña "por errores formales derivados del sistema de asignación de plazas estudiantiles mediante la inscripción por Internet" solicitó la urgente intervención de la Corte Suprema de Justicia. Mediante un escrito que suscribe el abogado Daniel Igolnicov, el padre de la pequeña reclama que "se habilite la feria" judicial para el tratamiento del tema y que "se investigue la conducta del funcionario Jorge Aguado, Director General de Tecnología Educativa del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires".

En una presentación de dos carillas, el padre de la niña explicó que "habiendo solicitado como se requería la inscripción vía on line, se adjudicó y le asignan la vacante en la escuela ENS 1 (Escuela Normal Superior) y en el turno mañana" pero luego "me informan que la asignación fue incorrecta". Igolnicov recordó que "se formuló un reclamo, al cual se sumó otro porque figuraba mal el documento de la presentante, la madre de la niña", tras lo cual se les solicitó "la presentación de una nota para el seguimiento del reclamo, pero esta vez ante el Ministerio de Educación" de la Ciudad de Buenos Aires, pero no tuvieron respuesta de las autoridades.

"El sistema pernicioso que ha implementado el Gobierno de la Ciudad, a los efectos de hacer creer que se armó para resolver las vacantes no es más que una actitud soberbia y demagógica, cuya ineficacia ha quedado demostrada por la implementación de un plan de reasignación de 17 mil vacantes", se enfatiza en el escrito.

En esa línea apunta que "los padres que creemos, como nuestros mayores, en la escuela pública nos sentimos defraudados y preguntamos ¿quién gana con este sistema?: los adjudicatarios, quizás. ¿Algún funcionario?" y concluye: "La familia es víctima como miles de niños y niñas y adolescentes".