Escuchá ahora

Especiales Continental

Un programa de Contenidos Continental.


Síguenos en:

Un repartidor fue asesinado tras un asalto a un camión frigorífico

Los voceros afirmaron que los repartidores fueron sorprendidos por la presencia de un auto Fiat Uno con cuatro ocupantes que les cortó el paso y los forzó a detenerse.

Un repartidor fue asesinado tras un asalto a un camión frigorífico
Un repartidor de carne fue asesinado hoy de un tiro en la espalda cuando aparentemente se resistió a ser asaltado por delincuentes que interceptaron el camión frigorífico en el que se movilizaba junto con dos compañeros, en el partido bonaerense de La Matanza. 

Fuentes policiales y judiciales informaron que el hecho ocurrió alrededor de las 7.20 , cuando la víctima, identificada como Angel Barrientos (28), viajaba en un camión cargado de carne a la altura del barrio Oro Verde, de la localidad de Virrey del Pino, en el mencionado partido del sudoeste del Gran Buenos Aires.

El joven, apodado "Tate", era uno de los dos "hombreadores", como se denomina al encargado de bajar la media res del vehículo sobre un hombro para luego llevarla a pie a la carnicería, que acompañaban al chofer del camión.

Según dijeron los voceros, en un punto del trayecto los repartidores fueron sorprendidos por la presencia de un auto Fiat Uno con cuatro ocupantes que les cortó el paso y los forzó a detenerse.

Del auto bajaron tres delincuentes armados que los amenazaron con dispararles y les ordenaron que descendieran del vehículo.
De acuerdo con lo relatado más tarde a la Policía por los repartidores, mientras uno de los ladrones ocupó el asiento del conductor, aceleró y se llevó el camión, los dos asaltantes restantes les dijeron que los llevarían cautivos y comenzaron a dirigirlos hacia el Fiat Uno en el que los esperaba su cómplice.

Barrientos caminaba con un arma apoyada en la espalda cuando presuntamente hizo un movimiento que el delincuente interpretó peligroso y le disparó un tiro que ingresó en la zona renal, de abajo hacia arriba, con orificio de salida a la altura de la tetilla izquierda.

"¿Por qué se movió?", se quejó el asaltante, de acuerdo al relato de las víctimas, luego de lo cual les ordenó que ayudaran a caminar a su compañero hacia el auto, taparon a los tres con una manta para que no vieran por qué camino los llevaban y se alejaron del lugar.

Al advertir la gravedad de su estado, los amigos del herido le pedían a sus captores que lo llevaran a un centro asistencial, aunque estos se negaron y continuaron circulando por el partido de La Matanza.

Finalmente y con "Tate" ya muerto, los delincuentes detuvieron el auto en la calle El Lazo, entre Guillermo Marconi y Tornquist, del barrio Altos de Laferrere, de la localidad Gregorio de Laferrere, hicieron que los repartidores bajaran el cuerpo, los liberaron a ellos ilesos y escaparon a toda velocidad.

Los hombres llamaron a las autoridades y se presentaron en el lugar efectivos de la comisaría local y médicos de emergencias, aunque ya era tarde y no pudieron hacer nada por el baleado.

En tanto, alrededor de las 10, efectivos de la Jefatura Departamental La Matanza abocados a la causa hallaron el camión abandonado en jurisdicción del partido bonaerense de Merlo y comenzaron los peritajes en busca de huellas dactilares u otros rastros de los delincuentes.

Además, los pesquisas aguardaban el resultado de la autopsia para determinar la trayectoria del disparo y el calibre del arma utilizada para cometer el crimen.

Según pudieron saber los investigadores, Barrientos estaba casado y esperaba el nacimiento de su hijo para dentro de dos semanas.

El hecho es investigado por el fiscal Carlos Arribas, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática de Homicidios del Departamento Judicial La Matanza.