Escuchá ahora

Trasnoche Continental

Lunes de 2 a 5. Martes a viernes de 0 a 5. Con Germán Caballero.


Asesinaron a un policía durante un tiroteo con un asaltante

Jorge García, efectivo de la Federal de 32 años, intervino para impedir la huida de uno de los dos asaltantes de una pizzería y resultó mortalmente herido. El otro ladrón murió.

Asesinaron a un policía durante un tiroteo con un asaltante
Un efectivo de la Policía Federal fue asesinado de un disparo al tirotearse con un delincuente que escapaba tras intentar robar una pizzería de la localidad bonaerense de Quilmes junto a un cómplice. Éste último también murió baleado al enfrentarse previamente con otros efectivos.

El policía federal fue identificado como Jorge García, de 32 años, que se dirigía a prestar servicios en la comisaría 22da porteña y que decidió intervenir al ver escapar de la pizzería a uno de los delincuentes, quien segundos más tarde fue herido en una pierna y pudo ser apresado.

Ocurrió anoche alrededor de las 23, cuando dos personas ingresaron a una pizzería ubicada en el cruce de Craviotto y Mosconi, en la zona oeste de Quilmes, y algo en su actitud llamó la atención de uno de los empleados. El hombre intuyó que los dos supuestos clientes eran en realidad dos delincuentes que se aprestaban a asaltar el lugar, por lo que decidió dirigirse a la trastienda y se comunicó con el servicio de alerta 911 para solicitar ayuda.

Pocos minutos después se presentaron en el lugar los móviles de la comisaría 9na de Quilmes, con jurisdicción en la zona. Según relató a la prensa el titular de la Jefatura Departamental Quilmes, Fernando Grasso, cuando los policías “bajan al lugar para ver si estaba pasando algo, le hace señas el personal que estaba atendiendo en la pizzería” y les indica que los supuestos clientes “le resultaron sospechosos”.

Luego de escuchar el comentario del empleado de la pizzería, dos policías se acercaron a los comensales, les pidieron que se levantaran y los acompañaran hacia afuera del local. “Cuando los estaban preparando para ser requisados, uno de ellos, el más grandote, el más fornido, se trenza en lucha, saca un arma de entre sus piernas y apunta a la cabeza de uno de los efectivos”, relató Grasso.

Al ver que su compañero corría peligro, el efectivo que revisaba al otro delincuente actuó con rapidez, le disparó al agresor y lo mató. En tanto, el cómplice del ladrón baleado aprovechó la distracción, comenzó a correr con la intención de escapar, dobló la esquina y se alejó antes de que los policías pudieran reaccionar.

“El otro sujeto se da a la fuga, también armado, con un arma en sus manos. Cuando llega a la esquina se lo pierde y se produce un pedido de colaboración a otro móvil de cuadrícula”, dijo el jefe departamental de Quilmes, y agregó que “más o menos a trescientos metros se lo visualiza y se le da la voz de alto”.

De acuerdo al informe policial, en lugar de acatar la orden el prófugo apuntó con su arma a los policías y les disparó dos veces, aunque sin puntería. “El personal repele la agresión y este sujeto es herido en la pierna, siendo luego reducido, aprehendido y secuestrándosele una pistola calibre 11.25”, dijo Grasso.

Luego de concretar la detención, los uniformados se percataron de que, en el camino por el que había fugado el delincuente, había un hombre fallecido en el suelo con una pistola a su lado y junto a un vehículo Volkswagen Gol Trend con la puerta del conductor abierta.