Escuchá ahora

Trasnoche Continental

Lunes de 2 a 5. Martes a viernes de 0 a 5. Con Germán Caballero.


Asaltaron y violaron a una mujer policía delante de sus hijos

Los asaltantes redujeron a la mujer y la inmovilizaron con sus propias esposas para someterla sexualmente, en presencia de sus niños de uno y cuatro años.

Asaltaron y violaron a una mujer policía delante de sus hijos
Una mujer policía fue asaltada, golpeada y violada delante de sus pequeños hijos por dos delincuentes que irrumpieron en su domicilio de la ciudad bonaerense de San Nicolás.

Los asaltantes redujeron a la mujer, le aplicaron varios golpes y la inmovilizaron con sus propias esposas para someterla sexualmente delante de sus dos pequeños hijos, dos niños de uno y cuatro años.

De acuerdo con la información brindada por el sitio web del diario Crónica, el incidente comenzó con un asalto con la modalidad conocida como "entradera".

En ese sentido, la agente, una mujer de 30 años cuya identidad fue preservada, fue interceptada en el momento en el que ingresaba a su casa, situada en la calle Mariano Benítez al 1.400, de esa ciudad del norte del territorio bonaerense.

En ese momento, la mujer policía intentó resistirse al atraco y en el marco de un forcejeo, fue violentamente golpeada por los asaltantes, que la obligaron a entrar a su casa.

Siempre con extrema violencia y una vez en el interior del  domicilio, la víctima fue despojada de su arma reglamentaria, una pistola de calibre 9 milímetros.

A continuación, los intrusos le colocaron a la agente sus propias esposas en las muñecas para inmovilizarla.

Inmediatamente, la joven policía, que ya había recibido un brutal castigo, fue violada por los delincuentes delante de sus pequeños hijos.

Los atacantes escaparon y la mujer fue llevada al Hospital San Felipe, de la misma localidad, en medio de un estado de shock y con diversos traumatismos por golpes.

En el caso tomó intervención personal de la comisaría segunda de San Nicolás, además del fiscal en turno del Departamento Judicial local.

Una de las sospechas que trascendieron es que los delincuentes, que por el momento se mantenían prófugos, podrían haber planeado el ataque y conocían la condición de funcionaria policial de la víctima