Escuchá ahora

Bravo.Continental

Lunes a Viernes de 13 a 17. Con Fernando Bravo.


Arce sufrió un ACV en pleno juicio y está internado

El jueves, en plena audiencia, José Arce acusado por la muerte de su esposa sufrió una descompensación. El viudo quedó con la parte izquierda de su cuerpo paralizada.

Arce sufrió un ACV en pleno juicio y está internado
José Arce, quien afronta un juicio como acusado por el asesinato de su esposa, se encuentra internado tras sufrir un ACV durante una audiencia del proceso que se celebra en los tribunales de la localidad bonaerense de Campana.

Según indicó hoy su abogado, Roberto Hermo, Arce se descompensó en la última audiencia y fue llevado al Hospital San José de Campana, donde se detectó que había sufrido un "ACV hemorrágico" y quedó con la parte izquierda de su cuerpo paralizada.

"Estábamos en la audiencia cuando se descompensó, es como que había perdido una parte de la conciencia", relató el representante legal de Arce, quien es juzgado por el crimen de su esposa Rosana Galliano, asesinada a tiros en enero de 2008 en su casa de un barrio privado de Exaltación de la Cruz.

El letrado atribuyó el serio percance de salud a que el tribunal habría "apurado" el final del juicio, sin escuchar a la
totalidad de los testigos, y Arce siente que ya fue juzgado de antemano.

"A mí el tribunal ya me juzgó y tiene la sentencia", señaló Hermo que le dijo su cliente.

El abogado estimó que sería pertinente una postergación del juicio de persistir el grave estado de su cliente, pero dijo que aún carecía de información al respecto.

El juicio que se sigue en los tribunales de Campana tiene como principales acusados a Arce, de 63 años, y su madre, Elsa Aguilar de 83.

El viudo de la joven Galliano, quien fue asesinada de cuatro disparos en la puerta de su casa en la localidad bonaerense de Exaltación de la Cruz, está acusado de "homicidio calificado por el vínculo", en calidad de instigador.

El 16 de enero de 2008 Rosana, quien tenía 29 años, había recibido un llamado de su expareja Arce, pero como no tenía buena señal en su casa del barrio El Remanso, salió al jardín, donde desde las sombras recibió cuatro balazos que le provocaron la muerte.

Elsa Aguilar, la madre de Arce, está acusada como instigadora del crimen, mientras que los hermanos Gabriel y Paulo Leguizamón son juzgados como autores materiales del homicidio de Rosana.

Hasta el momento Arce y su madre gozan del beneficio de la excarcelación, Paulo Leguizamón recibió la falta de mérito y el único que sigue detenido es Gabriel Leguizamón.

Tanto la familia de Galliano como el primer fiscal que investigó el caso, Marcelo Pernici (quien falleció), consideraron que a Rosana la habían matado "por encargo" y esa acusación recayó sobre el exesposo de la víctima.