Escuchá ahora

Primera Hora

Lunes a Viernes de 5 a 6. Daniel López.


Síguenos en:

Apresaron a un sospechoso del incendio de una casa donde murió una familia

Marcial Alegre, un ciudadano paraguayo sindicado como jefe de la banda acusada del asalto fue apresado en esa provincia.

Apresaron a un sospechoso del incendio de una casa donde murió una familia
Un ciudadano paraguayo acusado de ser el jefe de la banda que asaltó e incendió una vivienda de la localidad misionera de Panambí, hace 10 días, donde murieron por las quemaduras un matrimonio y su hija, fue apresado hoy, informó el subsecretario de Seguridad y Justicia provincial, Julio Lenzken.

Se trata de Marcial Alegre (45), imputado por las muertes del empresario maderero Carlos Knack (43), su esposa Graciela Mabel Mojfiuk (42) y su hija Bianca (12), y las graves lesiones que sufrió Cristian (25), el hijo mayor, quien permanecía internado en estado crítico en el Hospital Escuela y de Agudos Ramón Madariaga.

"Por los datos que manejábamos sabíamos que el prófugo se encontraba en la zona sur de la provincia y en un operativo rastrillo realizado junto a las fuerzas de infantería logramos dar con su paradero”, comentó Lenzken.

El detenido, que está acusado de ser el jefe de la banda que asalto y quemó viva a la familia Knack el 25 de mayo pasado, “se encontraba en una zona rural cercana al ex hipódromo”, en el límite de Posadas con Garupá, explicó el funcionario.

La semana pasada, un llamado anónimo alertó a la Policía de que en un taller mecánico de San Javier, a 40 kilómetros del lugar del hecho y propiedad de Alegre, estaban los autores del crimen de la familia de la localidad de Panambí, ubicada a 130 kilómetros de Posadas.

Un allanamiento ordenado por la Justicia permitió secuestrar en ese lugar una gran cantidad de armas de grueso calibre, pasamontañas, explosivos e insignias de fuerzas de seguridad, además de detener a dos hombres y una mujer.

Los detenidos fueron identificados como Pablo Julio Paz (51), ex integrante de la Prefectura Naval Argentina, y Juan Ramón Godoy (44), dueño de un Volkswagen Bora gris que fue visto cerca de la casa de los Knack el día del incendio.

Ayer, los detenidos fueron imputados por la justicia misionera del delito de “triple homicidio calificado con alevosía y ensañamiento”, por lo que pueden ser condenados a prisión perpetua en caso de ser declarados culpables.

La jueza Alba Kunzmann de Gauchat, a cargo del juzgado de Instrucción 1 de Oberá, dictó el procesamiento de los detenidos en base a las pruebas obtenidas en la escena del crimen y de las declaraciones de testigos, señalaron fuentes judiciales.

La masacre de Panambí fue cometida alrededor de las 19.30 del domingo 25 de mayo en la vivienda de la familia Knack, situada en el kilómetro 7 de la ruta provincial 5, a unos 130 kilómetros al noreste de Posadas.

Ese día, al menos cuatro delincuentes irrumpieron en la casa, torturaron y prendieron fuego a los cuatro integrantes de la familia que se hallaban allí en ese momento, tres de los cuales murieron a causa de las quemaduras sufridas.