Escuchá ahora

La Música de Continental

La mejor selección de todos los estilos.


Síguenos en:

Obama hará efectivo un mayor control de armas por decreto

El paquete de propuestas consiste en 19 medidas, basadas en las recomendaciones que le presentó el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, algunas de las cuales no requerirían el visto bueno del Congreso. El informe de Beatriz Barral, corresponsal de Prisa Radio.

Obama hará efectivo un mayor control de armas por decreto
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunciará hoy las medidas más drásticas en casi dos décadas para el control de armas en manos de civiles, entre ellas la prohibición de fusiles de asalto y de cargadores de gran capacidad como los usados en la reciente matanza en una escuela primaria.

“El presidente y el vicepresidente tendrán una reunión acá, en la Casa Blanca, para develar un paquete de propuestas concretas para reducir la violencia por las armas", dijo el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney.

El paquete de propuestas consiste en 19 medidas, basadas en las recomendaciones que le presentó el vicepresidente, Joe Biden, algunas de las cuales podría imponer el mandatario demócrata mediante decretos sin el visto bueno del Congreso, según fuentes de la Casa Blanca y legisladores.

El objetivo es prevenir futuras tragedias como la ocurrida el 14 de diciembre en una escuela primaria en Newtown, estado de Connecticut, donde 20 niños y seis adultos fueron masacrados por un trastornado armado con un fusil, agregó Carney.

El acto en que el presidente presentará el paquete contará con la participación de niños de todo el país y sus padres, quienes enviaron cartas a Obama, a raíz de la masacre de Connecticut, sobre la violencia derivada por las armas y la seguridad en los colegios.

Aunque el vocero no mencionó en concreto las medidas que se anunciarán, indicó que Obama quiere una "respuesta integral" al problema de las armas en el país, cuya tenencia y portación por parte de civiles está autorizada por la misma Constitución.

Además de la prohibición de los fusiles de asalto y de cargadores de gran capacidad, las medidas incluirán "un esfuerzo para cerrar los grandes resquicios en el sistema de revisión de antecedentes" para la compra de armas que existe en el país, señaló Carney.

El paquete que anunciará Obama comprende también acciones para contener la intimidación en las escuelas y promover la participación de los servicios de salud mental a la hora de otorgar permisos para la tenencia o portación de armas.

No obstante, Carney subrayó, ante el temor de que Obama intente quitarle de forma unilateral las armas a los civiles, que el mandatario sostiene la enmienda constitucional que "garantiza el derecho de un individuo a portar armas. Obama cree y sabe que la mayoría de los propietarios de armas son altamente responsables, que compran armas legalmente y las usan de forma segura", declaró.

Carney reconoció que hay límites en las leyes actuales sobre los que se puede trabajar para controlar las armas y que el Congreso es el que tiene el poder de tomar medidas adicionales. Concretamente, el Congreso tendría que aprobar las medidas para restringir la venta de los fusiles de asalto y de los cargadores con más de 10 balas, junto con el requisito de una revisión universal de los antecedentes de posibles compradores.

Una ley federal promulgada en 1994 por el entonces presidente Bill Clinton prohibía la venta de armas de asalto, pero caducó en 2004. Desde entonces una amplia coalición de partidarios de las armas y lobbies de la industria ha impedido su renovación.