Escuchá ahora

Closs Continental

Lunes a Viernes de 17 a 20. Con Mariano Closs.


Felipe se proclamará como rey este jueves

Se coronará en una esperada ceremonia que será celosamente custodiada por unos 7.000 efectivos de seguridad.

Felipe se proclamará como rey este jueves
El Parlamento español aprobó hoy definitivamente la abdicación del rey Juan Carlos y allanó el camino para la coronación de su hijo Felipe VI como rey de España, en una esperada ceremonia prevista para el jueves próximo que será celosamente custodiada por unos 7.000 efectivos de seguridad.

Con los votos del gobernante Partido Popular (PP) y la oposición socialista, el Senado avaló hoy la abdicación del rey, de 76 años, luego de que la Cámara de Diputados hiciera lo propio la semana pasada y dos días antes de la proclamación de Felipe, de 46 años, quien ese día dará el discurso inaugural de su reinado.

El despliegue de seguridad, "uno de los más complejos" según el Ministerio del Interior Español, arrancó en la medianoche del lunes y estará compuesto por 4.300 agentes de élite de la Policía Nacional y cerca de 2.700 agentes de la Guardia Civil de todo el país, informó la agencia de noticias EFE.

Entre los agentes se cuentan efectivos de las unidades de operaciones especiales, de desactivación de explosivos y de subsuelo.
Asimismo, anoche a la medianoche fueron instalados 120 puestos de francotiradores apostados para cubrir las zonas donde tendrán lugar actos relacionados con la proclamación, todo como parte de la primera fase del operativo de seguridad para el jueves ("Fase Pre-Crítica"), explicaron sus responsables.

Según el plan oficial, Felipe VI será proclamado rey antes las Cortes Generales en una ceremonia que se celebrará en el Congreso antes los casi 700 diputados y senadores, el gobierno y más de un centenar de invitados institucionales, como los presidentes autonómicos o ex presidentes del gobierno.

No habrá discursos ni palabras del rey Juan Carlos ni de su hijo, tan sólo una alocución a cargo del Ejecutivo para dar cuenta del contenido de la ley orgánica de abdicación aprobada por el Parlamento, tras ser debatida y votada hoy en el Senado.

La norma será firmada mañana por Juan Carlos durante una ceremonia solemne, en lo que será su último acto como jefe de Estado y de sus cerca de 39 años de reinado.

El futuro rey Felipe VI estará presente en la firma de dicha ley por su padre, así como el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, a quien le corresponderá refrendar la última norma sancionada por el rey Juan Carlos.

La firma tendrá lugar en el Salón de Columnas del Palacio Real de Madrid y consistirá en una ceremonia "corta y solemne", según la Casa del Rey, que indicó que al acto asistirán unos 160 invitados, así como la reina Sofía y los príncipes de Asturias, el gobierno y representantes de las altas instituciones del Estado.

Allí, el rey Juan Carlos formalizará su renuncia a continuar al frente de la Jefatura del Estado y pasará el testigo a su hijo, el príncipe Felipe de Borbón. Automáticamente, la infanta Leonor, hija mayor de los príncipes, pasará a ser Princesa de Asturias y, como tal, heredera de la Corona.

En cuanto al operativo de seguridad, el Inspector jefe Juan Félix Martínez, de la Jefatura de Unidades Especiales, los efectivos de toda España que participarán en el dispositivo se distribuirán en distintas tareas a lo largo de estos días y en distintos espacios públicos donde habrá actos relacionados con la proclamación.

Cada especialidad policial tiene un número determinado de agentes en función de sus necesidades.

Hay personal de la Unidad de Intervención Policial (UIP) -antidisturbios-, miembros de Operaciones Especiales, Caballería, Subsuelo (los encargados de revisar y sellar las alcantarillas), los TEDAX, guías caninos -ya presentes en los alrededores del Congreso- y helicópteros.

La unidad de francotiradores, por ejemplo, se distribuyeron en 120 puestos que incluyen el Congreso, el Palacio Real y todo el recorrido de la comitiva real y de autoridades. En cada puesto se situará un tirador y un observador, ambos con apoyo de tierra para comunicarse cualquier incidencia.

Los tramos más delicados para la seguridad del monarca y de su mujer, la reina Letizia, son el recorrido hasta la cámara baja del Parlamento antes de la proclamación y el que harán después por varias avenidas de la ciudad a modo de celebración.

En ambos estarán acompañados por sus hijas, la ya princesa Leonor, de ocho años, y la infanta Sofía, informó el gobierno, que no confirmó si ese paseo lo harán en un auto cerrado o descubierto.

España elevó ya la semana pasada el nivel de alerta antiterrorista de 2 a 3 sobre 4 ante la proclamación.
El espacio aéreo quedará también restringido durante los actos del día de la coronación. Entre las medidas de seguridad se incluyen controles en los accesos a Madrid.

Juan Carlos anunció su abdicación por sorpresa el 2 de junio en medio de la peor crisis de imagen de su reinado por el caso de corrupción que protagoniza su yerno Iñaki Urdangarin y salpica a su propia hija Cristina.

El día que el rey anunció su renuncia al trono, decenas de miles de españoles salieron a las calles de una veintena de ciudades a exigir la convocatoria a un referendo para decidir la continuidad o no de la monarquía.

Casi 1.000 periodistas de 24 países y 140 medios están acreditados para cubrir el evento, informó el gobierno.