Escuchá ahora

Club Social Continental

Lunes a Jueves de 22 a 0hs. Con Germán Caballero.


Síguenos en:

Estados Unidos y la UE presionan a Rusia mientras los enfrentamientos dejaron 36 muertos

En Gorlovka, a 35 kilómetros de Donetsk, donde el Ejército busca presionar a los rebeldes para cercarlos en los centros urbanos de sus bastiones, se generó el enfrentamiento.

Estados Unidos y la UE presionan a Rusia mientras los enfrentamientos dejaron 36 muertos
En Gorlovka, a 35 kilómetros de Donetsk, donde el Ejército busca presionar a los rebeldes para cercarlos en los centros urbanos de sus bastiones, los combates dejaron al menos 31 muertos y 43 heridos, según informó la agencia rusa Interfax.

Mientras tanto, en Lugansk (al noreste) otras cinco personas murieron y ocho resultaron heridas al caer una granada en una residencia de ancianos, informaron las autoridades locales. Gran parte de la ciudad se encuentra sin suministro de gas y electricidad.

Los combates afectaron asimismo a Shajtiorsk, también en las cercanías de Donetsk, donde el Ejército realizó cuatro ataques por aire contra posiciones enemigas, dijo el experto militar de Kiev Dmitri Tymchuk. 

La antigua república soviética acusa a Moscú de apoyar con armas y combatientes a los rebeldes pro rusos en el este del país, algo que Moscú rechaza.

Hoy, los embajadores de los 28 Estados miembro de la UE aprobaron un paquete de sanciones económicas contra Rusia, país al que acusan de brindar apoyo a los rebeldes, castigos que caerán sobre el sector financiero y buscan aumentar los costos de financiación de la economía rusa, ya en dificultades.

Además se prohibirán la exportación de armas y algunos productos de alta tecnología al Ejército ruso, así como de técnicas especiales para la extracción de crudo, informó la agencia de noticias DPA.

En Washington, en tanto, el secretario de Estado John Kerry, dijo en una comparecencia conjunta a su homólogo ucraniano, Pavlo Klimkin, que los separatistas muestran "una falta de respeto atroz por la dignidad humana", tras lamentar que 10 dí­as después del derribo del avión malayo con 298 pasajeros a bordo "no exista acceso pleno al sitio".

"Todaví­a no se puede asegurar que se han recuperado todos los restos de ví­ctimas y esa es una carga insoportable para cualquier familia y un comportamiento inaceptable", insistió.

Kerry destacó que sin ese acceso es imposible recolectar escombros ni otras pruebas para llevar a cabo "la clase de inspección que se necesita" y pidió que Rusia invoque su "considerable influencia" entre los separatistas para garantizar su cooperación.

Añadió que los ucranianos están listos para aceptar un alto el fuego ahora mismo y recordó que han puesto sobre la mesa un plan de paz que incluye un "diálogo sustantivo" con los separatistas, tras lamentar que Moscú y "sus así llamados voluntarios" sigan enviando armas, financiación y personal a los rebeldes.

Hoy, la sede del Gobierno de Donetsk debió ser evacuada debido a los intensos bombardeos de artillerí­a registrados cerca del centro.

"Dos proyectiles cayeron en edificios de viviendas", informó el servicio de prensa de los separatistas pro rusos, que precisó que producto del ataque una persona murió y tres resultaron heridas.

En el ataque resultaron dañados un edificio de viviendas y otro administrativo, mientras los empleados y visitantes del céntrico parque Scherbakov tuvieron que resguardarse en refugios subterráneos, ya que tres obuses cayeron en el lago.

El servicio de prensa de la República Popular de Lugansk informó que los rebeldes abrieron hoy un corredor humanitario para que salga la población de esa región.

"Hemos creado un auténtico corredor humanitario, la `Carretera de la Vida`. Los habitantes de Lugansk pueden salir de manera segura en cualquier dirección, sea Rusia o Ucrania", informaron los rebeldes que explicaron que el corredor arranca en Lugansk y  atraviesa las ciudades de Krasnodón e Izvarino, y llega a Donetsk.

El pasado 11 de marzo proclamaron su independencia la región de Crimea y la ciudad de Sebastopol y cinco días después se integraron a la Federación de Rusia tras lograr un apoyo multitudinario en sendos referéndum.

Dos meses después, las provincias de Donetsk y Lugansk, luego de celebrar sus respectivos referéndum, también se declararon independientes, decisión que desembocó en un conflicto armado con Kiev.