Escuchá ahora

Trasnoche Continental

Lunes de 2 a 5. Martes a viernes de 0 a 5. Con Germán Caballero.


El Gobierno de Tsipras presentó al Parlamento griego un segundo paquete de ajustes

Será aprobado en trámite exprés el miércoles, tras sólo un día de debate. Incluye la reforma del código civil y un mayor control europeo sobre bancos que operan en el país helénico

El Gobierno de Tsipras presentó al Parlamento griego un segundo paquete de ajustes
El gobierno griego presentó este martes al Parlamento, que debe votarlo mañana, un proyecto de ley sobre la reforma del código civil y la directiva europea de "saneamiento de bancos" incluidos en la extensa lista de exigencias integradas en el segundo paquete de reformas acordadas entre Atenas y el Eurogrupo. De acuerdo al procedimiento de urgencia con que será tramitado este proyecto de ley, está previsto que mañana se analice en comisiones que se extenderán toda la jornada y que el pleno se inicie por la noche para debatir y votar las medidas.

La reforma del código civil provocó malestar entre jueces y abogados, que criticaron la "falta de información sobre los cambios que prevé". El proyecto no incluye la eliminación de las exenciones impositivas para los agricultores ni la restricción de las jubilaciones anticipadas. Estas dos cuestiones podrán ser votadas junto a otras medidas en una sesión posterior que podría celebrarse a principios de agosto.

El texto sujeto a escrutinio mañana también incorpora a la legislación griega la directiva europea BRRD (Bank Recovery and Resolution Directive), que se refiere al saneamiento de los bancos y garantiza los depósitos bancarios hasta 100.000 euros en caso de quita. Según la Comisión Europea, la BRRD "proporciona a las autoridades herramientas más completas y eficaces para hacer frente a los bancos en quiebra en el ámbito nacional, así como para hacer frente a los fracasos bancarios transfronterizos".

En la sesión de mañana el Gobierno de Alexis Tsipras afronta una nueva prueba de unidad, después de que 39 diputados de Syriza no respaldaron el acuerdo en la votación del pasado miércoles, lo que condujo a una reestructuración del Ejecutivo para sustituir a los miembros díscolos. La aprobación de estas medidas es una condición para que Grecia y los acreedores puedan iniciar las negociaciones sobre el tercer programa de rescate.