Escuchá ahora

Mañana Será Otro Día

Lunes a Viernes de 20 a 24. Con Dominique Metzger.


Síguenos en:

El Congreso aprobó el plebiscito para refrendar el acuerdo entre el Gobierno y las FARC

Las fuerzas guerrilleras, sin embargo, rechazan hasta ahora el mecanismo e impulsan una Asamblea Constituyente, que ya descartó el presidente Juan Manuel Santos.

El Congreso aprobó el plebiscito para refrendar el acuerdo entre el Gobierno y las FARC
El Congreso de Colombia aprobó anoche la aplicación de un plebiscito como método de refrendación de los eventuales acuerdos que el gobierno y la guerrilla de las FARC alcance en el proceso de paz que celebran desde 2012 en Cuba. El proyecto de ley que regula el plebiscito (mecanismo de participación que busca una respuesta concreta y global sobre una propuesta) obtuvo 86 votos a favor y tres en contra en último debate en la Cámara de Representantes, instancia a la que llegó después de ser aprobado en el Senado la semana pasada. 

La iniciativa propuesta por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos busca que los ciudadanos aprueben o no lo acordado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) al término de las negociaciones. El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, explicó que con el mecanismo "los colombianos votarán por los acuerdos y no como están diciendo por ahí que votarán por la paz o la guerra". 

Cristo detalló que de acuerdo con lo aprobado, el mínimo de votos por el sí o por el no debe ser un 13 por ciento del total de los votantes, es decir, que para ser aprobado el eventual acuerdo final deberán votar a favor al menos 4,4 millones de colombianos y superar el número de votos en contra. Debido a algunos cambios que tuvo el texto original, el proyecto pasará ahora a conciliación y luego a examen constitucional para finalmente ser firmado por Santos para su eventual aplicación. 

Las FARC, que deberán estar de acuerdo con el plebiscito para una posible refrendación, rechazaron hasta ahora este mecanismo y en cambio insistieron en la celebración de una Asamblea Nacional Constituyente, la cual ha sido descartada por el mandatario colombiano. El jefe de Estado colombiano ha dicho que en el caso en que los ciudadanos se inclinen por el no, "eso será acatado y la guerra seguirá durante 20 ó 30 años más".