Escuchá ahora

Trasnoche Continental

Lunes de 2 a 5. Martes a viernes de 0 a 5. Con Germán Caballero.


El canje de deuda de bonos atados a inflación fue aceptado en un 76 por ciento

Lo anunció el ministro de Economía, Amado Boudou. Se trata de los bonos atados al CER. “Está por encima de los objetivos propuestos”, señaló Boudou. Además, reiteró que la Argentina no busca un préstamo del FMI sino mayor participación en el organismo.

El canje de deuda de bonos atados a inflación fue aceptado en un 76 por ciento
El ministro de Economía, Amado Boudou, anunció que el canje de los bonos atados al Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que mide la evolución de la inflación, logró una aceptación de 76 por ciento, lo que significa un ahorro de 7.261 millones de pesos en el pago de deuda para los próximos tres años.

Boudou destacó que "estamos muy satisfechos" con el resultado porque "está por encima de los objetivos propuestos" y garantizó que los tenedores que decidieron no entrar al canje "van a seguir cobrando estos bonos sin ninguna dificultad".

El ministro remarcó que la transacción se concretó de forma "absolutamente transparente" a través del Mercado Abierto Electrónico, y resaltó que "se mejora el perfil de deuda" de los próximos tres años y también "ayuda a fortalecer la posición fiscal". "No es un canje que hacemos para salvar una situación financiera difícil, es para mejorar los pasivos", subrayó Boudou.

El titular de la cartera de Hacienda, enfatizó que la operación tuvo una alta participación del sector privado, y precisó que en el primer tramo del canje la aceptación fue del 58 por ciento, mientras que en el segundo tramo la adhesión alcanzó al 86 por ciento.

El ministro brindó detalles del resultado de la transacción en una conferencia de prensa junto al secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, en el microcine del Palacio de Hacienda.

Allí también se refirió al Fondo Monetario Internacional. Boudou reiteró que la Argentina no busca un préstamo del organismo sino que quiere una mayor participación y volver con su “voz política” dentro de las entidades multilaterales de crédito.

El ministro aseguró que "no hubo reuniones formales" con funcionarios del FMI en el marco de la reunión del G-20 de la cual participó en Londres el fin de semana y que es un preparatorio de la cumbre presidencial del G-20 que se realizará a fin de mes en Pittsburg.