Escuchá ahora

Bravo.Continental

Lunes a Viernes de 13 a 17hs. Con Fernando Bravo.


Síguenos en:

Sebastien Löeb se impuso por octava vez en el Rally de la Argentina

El francés, múltiple campeón del mundo, se adjudicó la 33ra edición de la prueba y fue escoltado por su compatriota Sebastien Ogier, mientras que el podio lo completó el finlandés Jari Mati Latvala.

Sebastien Löeb se impuso por octava vez en el Rally de la Argentina
Sebastien Loeb, a bordo de un Citroen DS3, se adjudicó esta tarde, el 33er. Rally de la Argentina, prueba que ganó por octavo año consecutivo, empleando un tiempo total de 4 horas 35 minutos 56 segundos 7/10, para los 407,64 kilómetros de carrera, distribuidos en 14 pruebas especiales de velocidad.

Fue su escolta el también galo Sebastien Ogier, con VW Polo, a 55 segundos, mientras que tercero resultó el finlandés Jari Mati Latvala (VW Polo), a 2m. 00s. 8/10. El cordobés Gabriel Pozzo (Ford Fiesta), único argentino en la división de la WRC, terminó en el undécimo puesto a 16m. 59s. 6/10.Fue la segunda victoria (anteriormente festejó en Montecarlo) de Loeb en tres presentaciones en esta temporada, que será la última en el Rally Mundial, tras nueve campeonatos logrados, previo a su retiro en la divisional, que se producirá en octubre en el Rally de Francia. El piloto galo ya anunció que se dedicará a competir en Gran Turismo.

Para su triunfo en las sierras cordobesas, de 407,64 kilómetros de libre velocidad, en 14 tramos especiales, Loeb empleó un tiempo de 4h. 35m. 56s. 7/10

De este modo, el múltiple campeón consiguió su triunfo número 78 en la clase mayor, en la que fue 9 veces campeon mundial.

El escolta resultó el también francés, su ex compañero de equipo de la marca Citroen y ahora mayor rival, Sebastien Ogier (Polo RS Volkswagen), ganador este año en Suecia, México y Portugal, que quedó a 55s.

Ogier habia sido puntero en los primeros seis especiales de la prueba, pero ayer en el tramo 7 de la segunda etapa, entre Amboy y Yacanto, perdió valiosos segundos, al pasarse en una curva.

La situación fue aprovechada por Loeb, y a partir de allí, se apoderó del liderazgo, cerrando el parcial con buena ventaja por los caminos de las Alta Cumbres cordobesas, ante más de 80.000 fanáticos que hoy presenciaron la carrera.

En tanto, el piloto de Volskwagen, como lo había adelantado, controló su andar, pensando en conservar el segundo lugar, sumando puntos que lo sostienen cómodo en la cima del campeonato.

La lucha del día fue por el tercer puesto, al que accedió el más veloz de la jornada, el finlandés Jari Mati Latvala, con otro VW Polo, desplazando al joven ruso Evgeny Novikov, con Ford Fiesta.

Fue buena la faena del belga Thierry Neuville, que ubicó a su Ford, en la quinta posicion, sobre Mikko Hirvonen, relegado al sexto lugar, tras el retraso de la segunda etapa.

Los noruegos Mads Ostberg (Ford) y Andreas Mikkelsen (VW Polo), se ubicaron séptimo y octavo, respectivamente, mientras que el español Dani Sordo (Citroen), quedo en el noveno puesto, tras el vuelco de la víspera, que lo privó de mejorar.

El checo Martin Prokop, fue décimo, mientras que el argentino Gabriel Pozzo condujo a su Ford Fiesta de la escudería de Malcom Wilson a la úndecima colocación, en su primer contacto con ese auto WRC de la clase mayor.

El Rally de Argentina concluyó con el especial número 14, impuesto además como Power Stage, que fue ganado por Latvala, seguido de Ogier e Hirvonen, que sumaron como extras 3, 2 y 1 punto cada uno, respectivamente.

La coronacion de los ganadores se realizó ante un buen marco de público, en la costanera del lago San Roque, donde Loeb, además de los pilotos locales, fue el más ovacionado.

La nueva categoria WRC 2 fue ganada por el qatarí Abdulazis Al-Kuwari (Ford Fiesta), prevaleciendo sobre el paraguayo Gustavo Saba (Skoda).

En tanto, Marcos Ligato (Subaru), que se reenganchó en la segunda etapa, tras su abandono del Día 1, debió conformarse con el segundo lugar en el Grupo de Producción de la WRC2, que ganó el peruano Nicolás Fuchs.

La división menor, la Clase 6, quedó para el bolivarense Jorge Porcaro, con Peugeot 206, al haber desertado el piloto que era líder, el santiagueño Pablo Peláez, con máquina similar.