Escuchá ahora

Trasnoche Continental

Lunes de 2 a 5hs. Martes a viernes de 0 a 5hs. Con Germán Caballero.


Síguenos en:

San Lorenzo lo dio vuelta y le dio una mano al "rojo"

El conjunto de Boedo se repuso en el final tras ir perdiendo y de esa manera consiguió una victoria que le da mayor respiro mirando a los promedios. Quilmes ahora está más cerca de Independiente.

San Lorenzo lo dio vuelta y le dio una mano al
San Lorenzo de Almagro dio vuelta en la noche de este viernes un partido complicado en condición de visitante ante Quilmes, al que doblegó por 2-1, y no sólo consiguió oxígeno en la lucha por la permanencia sino que además logró meterse momentáneamente en los puestos de clasificación para la Copa Sudamericana 2013.

Comenzó ganando el anfitrión, con un tanto de Fernando Elizari a los 16 minutos de la primera etapa que le permitía a su equipo superar a su adversario de turno y a Argentinos Juniors en los Promedios, pero Julio Buffarini, a los 4 minutos del segundo período, y Gonzalo Verón, a los 16, revirtieron el marcador y le dieron un gran triunfo a los azulgranas.

Con este triunfo, San Lorenzo superó a Colón, que perdió este viernes 3-0 en Mendoza ante Godoy Cruz, en la carrera por conseguir un lugar en la Copa Sudamericana, mientras que Quilmes sigue afuera de la zona de descenso, pero perdió tres puntos vitales para intentar asegurar su permanencia con la mayor anticipación posible.

El encuentro comenzó con los dos equipos buscaron adueñarse del protagonismo del partido y una fuerte pelea en la mitad de la cancha, que se extendió hasta los 16 minutos, cuando el local abrió el marcador en una llegada aislada.

Un centro desde la derecha del uruguayo Martín Cauteruccio encontró la cabeza de Juan Manuel Cobo, pero su remate rebotó en un defensor y quedó en la puerta del área chica, donde apareció Elizari para marcar el 1-0 parcial.

Quilmes especuló luego con ampliar la diferencia de contraataque y le dio la pelota a San Lorenzo, que adotpó una posición ofensiva, pero sin claridad para avanzar, por lo que sus argumentos para aproximarse al empate fueron únicamente balones aéreos enviados por Leandro Navarro.

Por esa vía llegó su mejor chance en la primera etapa, a los 26, con un tiro libre desde la izquierda que se habría metido por encima del arquero Emanuel Trípodi si este no hubiera estado atento para despejarlo.

Quilmes no estuvo cerca del segundo, pero San Lorenzo tampcoo hizo méritos como para empatar y por lo tanto, en un partido cerrado y parejo, el local ganaba merecidamente al cabo de la primera mitad.

En los primeros instantes del segundo capítulo, Ernesto Goñi sufrió un golpe en la nariz que lo sacó momentáneamente del partido y su carril quedó libre para que en la jugada siguiente, a los 4 minutos, se proyectara Buffarini y sacara un derechazo potente y rasante que dejó sin efecto la estirada de Emanuel Trípodi y le dio la igualdad a la visita.

Se dio entonces el momento más abierto del encuentro, se sucedieron las aproximaciones y en ese río revuelto tuvo mejor pique San Lorenzo, que a los 17 se puso en ventaja tras un excelente pase de Correa que dejó mano a mano a Verón, quien no se puso nervioso ante la salida de Trípodi y definió con un toque cruzado de zurda.

Quilmes había tenido el control en la mayor parte del juego, pero se desacomodó en esa jugada y el cotejo se le fue de las manos, porque después el local careció de profundidad y hasta pudo haber sufrido un gol más con otro bombazo de Buffarini que hizo estremecer el travesaño.

El local, nervioso y con la ansiedad en crecimiento con el correr de los minutos, apostó a un pelotazo salvador que nunca llegó.

De esta manera, Quilmes mirará de reojo el encuentro del domingo de Independiente ante Tigre en Victoria, que no modificará su posición en los Promedios pero si podrá poner una dosis más de incertidumbre a su lucha por evitar el descenso.