Escuchá ahora

Fútbol Continental

Equipo Deportes Continental.


Síguenos en:

El Mago Ramírez volvió a criticar a Mostaza Merlo: "No fue para nada eficiente"

El jugador de Colón, quien lo cuestionó públicamente, reconoció que "no tenía ningún tipo de relación"; "El revuelo se dio por quién era el técnico", aseguró.

El Mago Ramírez volvió a criticar a Mostaza Merlo:
El paso de Reinaldo Merlo por el banco de Colón parece lejano. sin embargo, llegó a dirigir la primera fecha del actual torneo de 30 equipos. Incluso, fue después de ese partido que se generó la polémica. David Ramírez cuestionó al entrenador públicamente y, a los pocos días, los dirigentes terminaron el vínculo con Mostaza.

El Mago Ramírez, por sus críticas, fue apuntado como uno de los responsables de la salida del entrenador. Hoy, a más de un mes de aquel encuentro, el jugador de Colón volvió a hablar de Merlo y se quitó responsabilidad por su partida. "No fue para nada eficiente", aseguró.

"Yo hice una crítica hacia lo futbolístico, la actitud y la imagen que dejó el equipo dentro de la cancha después de ese partido y quedé expuesto porque justo lo echaron después. Pero bueno, la gente ignorante piensa que lo echaron por mí y algunos boludos dicen que me tendría que haber callado, pero estoy tranquilo", sostuvo Ramírez.

El Mago no dudó en afirmar: "Ahora el equipo está mucho mejor, menos en la parte física porque no tuvimos una buena pretemporada". ¿Una mala pretemporada? "No. El profe trabajaba hasta donde podía, hasta donde lo dejaban. Después era todo trabajo de Mostaza. No fue para nada eficiente. Nos quedamos con un trabajo bastante pobre respecto a lo físico, Mostaza le pegaba el grito al profe de que ya era mucho, porque pensaba que ya se había trabajado demasiado y no se trabajó tanto en ninguna de las dos cosas, lo físico y lo futbolístico, y hoy se nota porque a los 60 minutos estamos cansados. Pero vamos mejorando con el correr de los partidos", contó.

En referencia a su relación con Merlo, Ramírez confesó: "No tenía ninguna relación. Su forma de jugar a mí no me favorecía, pero si me tenía que adaptar a otro puesto lo iba a hacer. Lo que pasa es que yo me quise ir respentando su esquema y me pidió que me quede no sé para qué ni por qué: yo no quería perder el tiempo ni que perdiera el tiempo él. Pero no me llevaba mal, hacía mi trabajo tranquilo, respetaba cuando me sacaba o no me ponía. Lo que sí, me molestaba algún tipo de manejo que él tenía conmigo. De repente hacíamos fútbol y me dejaba afuera de los 22 y me ponía a correr con los chicos de Inferiores. Después me terminaba citando".