Escuchá ahora

El Puente

Sábados de 0 a 6 y Domingos de 3 a 7hs. Con César Ferri.


Barcelona se consagró campeón del mundo venciendo 2 a 1 a Estudiantes

Estudiantes arrancó ganando a los 37 de la primera parte, con un cabezazo notable de Boselli entre los dos centrales blaugranas. Luego fue una resistencia heroica del conjunto de Sabella, pero en el último minuto del tiempo reglamentario, su defensa perdió las marcas y Pedro empató. En el alargue, Lionel Messi (con la panza) aprovechó otra distracción y le dio al Barça el único título que le faltaba este año.

Barcelona se consagró campeón del mundo venciendo 2 a 1 a Estudiantes
En un disputadísimo cotejo en el que Barcelona no brilló en ningún momento, el equipo de Pep Guardiola se consagró campeón del mundo de clubes en Abu Dhabi.
En el primer tiempo, el partido fue muy parejo, con Barcelona teniendo la pelota y Estudiantes cerrando caminos y al acecho de una contra.
El cuadro catalán no se acercaba al arco pincha y el conjunto platense no se acercaba al área blaugrana.
Hasta que a los 37, Boselli resolvió en posición dificilísima un centro aun más difícil, cabeceando entre los dos centrales rivales hacia el palo derecho, y abriendo el marcador.
En el segundo tiempo, la tónica estuvo dada por un Barcelona que iba e iba sin encontrar espacios ni tener ideas para crearlos, con un Messi desaparecido en acción, y un Estudiantes que aguantaba los embates como podía, sin inquietar a Víctor Valdes.
Cuando parecía que el partido se extinguía inexorablemente con el marcador a favor del Pincha, Pedro se encontró solo con la pelota dentro del área y la mandó adentro por arriba de Damián Albil.
En el primer tiempo extra, Barcelona siguió insistiendo, ahora con mayor lucidez, y dispuso de tres chances con tiros desde afuera (dos remates de Messi y un de Ibrahimovic).
En el arranque de la segunda parte, un centro llovido desde la derecha encontró a Messi, que se desprendió bien de las marcas y marcó el tanto de la victoria con un pecho, en un digno broche de un partido de trámite parejo y estéticamente feo.
Luego, el equipo de Pep Guardiola se limitó a aguantar los 11 minutos que restaban, con un Estudiantes desesperado que sólo se acercó con un corner hasta el final. Tuvo chance de aumentar en una contra comandada por Messi que conjuró brillantemente Albil.
Pero, en la última jugada del partido, el Pincha tuvo su segunda ocasión de gol en dos horas de juego: centró Juan Sebastián Verón con todos sus compañeros menos Clemente Rodríguez dentro del área y Leandro Desábato cabeceó a centímetros de la base del palo izquierdo.
No quedaba tiempo para más: Archundia pitó indicando el centro de la cancha y el Barcelona se coronó en los hechos como lo que ha sido a lo largo de todo 2009: el mejor equipo de fútbol del mundo.
El mérito de Estudiantes fue empardarle el trámite y quitarle todo brillo al conjunto culé.