Escuchá ahora

Trasnoche Continental

Lunes de 2 a 5. Martes a viernes de 0 a 5. Con Germán Caballero.


Síguenos en:

Barcelona pagó 13 millones de euros al fisco pero negó fraude fiscal

El club catalán fue imputado por "presunto delito fiscal" en la contratación del futbolista brasileño.

Barcelona pagó 13 millones de euros al fisco pero negó fraude fiscal
El Barcelona pagó hoy 13 millones de euros (17,8 millones de dólares) al fisco español por el "caso Neymar", pero rechazó que haya cometido el delito fiscal del que se acusa al club.

El club español emitió un comunicado en el que confirmó el pago al fisco español, aunque insistió en su inocencia porque actuó "siempre dentro de la legalidad" y añadió que "defenderá la reputación de la entidad".

En el escrito, sus dirigentes explicaron que "el FC Barcelona siempre ha cumplido con sus obligaciones tributarias en tiempos y forma" y por tanto "no debe nada a Hacienda".

La entidad azulgrana justificó el pago de los 13 millones de euros "para saldar cualquier posible deuda tributaria derivada de esta operación" y destacó que tomó esta iniciativa "a la vista de la existencia de una posible divergencia interpretativa sobre el alcance de sus obligaciones fiscales".

"Tiene como objetivo dar cobertura a las eventuales interpretaciones que se puedan dar a todos los contratos firmados con motivo del fichaje del jugador Neymar, a pesar de que estamos convencidos de la licitud del inicial cumplimiento de las obligaciones fiscales", concluyó.

El conflictivo caso por el fichaje de Neymar cobró un nuevo rumbo la pasada semana, cuando el juez decidió imputar al Barcelona por un presunto delito fiscal.

El juez Pablo Ruz, encargado de investigar el caso, imputó al Barcelona ante la posibilidad de que existan contratos simulados y la realización de operaciones de "ingeniería financiera" para evadir pagos a la Hacienda Pública.

Además, el juez investiga a Sandro Rosell, antiguo presidente del Barcelona, por presunta apropiación indebida en la operación para fichar a Neymar y es probable que se amplíe la querella al actual mandatario, Josep María Bartomeu, y su "número dos", Javier Faus.