Escuchá ahora

Buen Día Continental

Lunes a Viernes de 6 a 9. con Diego Schurman.


"Siempre que hay elecciones pasan cosas que dejan dudas"

El secretario de Seguridad Sergio Berni destacó el operativo para rescatar a los heridos, pero dudó sobre las causas del accidente y no descartó vínculos con la campaña.

El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, deslizó en relación al choque del tren en la estación Once que "siempre que hay elecciones pasan cosas que dejan dudas, como operaciones políticas".

Además, Berni se refirió al sindicato que agrupa a los maquinistas ferroviarios, al remarcar que "este gremio le está dando muchos disgustos al ministro del Interior y Transporte (Florencio Randazzo) cada vez que quiere controlar a los motorman".

"Mi abuelo decía que no creía en las brujas pero que las hay, las hay. Siempre que hay elecciones pasan cosas que dejan dudas, como operaciones políticas. No quiere decir que fue una operación o un sabotaje, pero cerca de las elecciones siempre pasan cosas que después son difíciles de explicar", precisó.

El secretario de Seguridad explicó que esas "no son versiones oficiales", pero sostuvo que era lo que se escuchaba durante "el operativo de evacuación".

El funcionario indicó que se conocen "los permanentes conflictos que tiene este gremio con cada medida que desde el Ministerio de Transporte se quieren implementar para mejorar la seguridad de los pasajeros".

Para Berni "en vez de aceptar las medidas de seguridad siempre hay una clara resistencia" y desconoce "por qué es esto".

"Sólo podemos repetir lo que los testigos repetían cuando hicimos la operación de rescate. Aparentemente venía con problemas el motorman. Se habría sacado el disco rígido de las cámaras, esperemos que las fuerzas nacionales puedan reconstruir las imágenes de lo que pasó en el tren para tener una información certera y darle las herramientas al juez para que profundice la investigación", agregó.

Berni destacó también el trabajo en conjunto que Nación y Ciudad llevaron a cabo para rescatar a los heridos tras el choque del tren en la terminal ferroviaria del ferrocarril Sarmiento.