Escuchá ahora

Campeones

Sábados de 14 a 18 y Domingos de 7.30 a 14.


Sbatella: "El único delito que exculpa el blanqueo es el tributario"

El director de la UIF alertó que el stock de U$50.000 millones en negro se usa de forma "potencialmente desestabilizante" por sus actividades pensadas para "facilitar la evasión".

Sbatella:
El director de la Unidad de Información Financiera (UIF), José Sbattella, trató de “arrepentiditos” a los financistas Leonardo Fariña y Federico Elaskar, que involucraron a Lázaro Báez en una causa por supuesto lavado de dinero. Por Continental, consignó que ya ha elevado “a la Justicia toda la información” que tiene el organismo sobre el empresario que fuera amigo del ex presidente Kirchner.

En La Mañana, defendió el blanqueo de dólares sin declarar, porque, adujo, “evita la actividad informal y las presiones sobre el tipo de cambio”, y aclaró que “hay cerca de cincuenta mil millones de dólares ‘físicos’ encajonados, que no pueden entrar al circuito legal” por los controles de su organismo. Reiteró que “se va a investigar el origen de los fondos que ingresen al blanqueo” y subrayó que “el único delito que se exculpa con el proyecto es el tributario”.

Finalmente, comparando a Fariña y Elaskar con las denuncias de Hernán Arbizu, llamó a los primeros “arrepentiditos”. Arbizu fue el jefe para Latinoamérica del JP Morgan y “manejó las cuentas más importantes de un grupo empresario argentino, con nombre y apellido, y en algunas situaciones con delitos claros precedentes”, incluyendo una “transferencia de 5.000 millones de dólares al exterior” de parte del Grupo Clarín.

“Todo lo que está llegando (a la UIF) son reportes por lo que leyeron en los diarios: se asusta todo el sistema y entonces nos empieza a mandar todo el movimiento, que antes no nos habían mandado. Eso le sirve al juez”, destacó. Por otra parte, expresó que el país tiene una “burguesía rentista” que “voltean un gobierno, se van del país y sólo vuelven cuando se devalúa y pueden comprar todo a mitad de precio”.

“Los dólares no declarados en el país juegan como un factor de inversión en negro y generan continuamente actividades ilegales para facilitar la evasión impositiva”, alertó Sbatella, quien enfatizó que el sector que opera de esta forma es “potencialmente desestabilizante”.