Escuchá ahora

Fútbol Continental

Equipo Deportes Continental.


Síguenos en:

"No vamos a permitir que la causa sea usada en intereses geopolíticos"

Héctor Timerman expone en Diputados ante un plenario de comisiones los alcances del Memorándum de Entendimiento con Irán, tras lo cual el oficialismo espera avanzar en la firma del dictamen.

El canciller Héctor Timerman comenzó la defensa ente tres comisiones de la Cámara de Diputados del memorándum de entendimiento que el Gobierno firmó con Irán en torno al atentado de 1994 contra la AMIA, texto que la comunidad judía rechaza y tiene media sanción del Senado.

La reunión, que se inició a las 12:30, se realizaba en la sala principal del recientemente inaugurado Anexo C de la Cámara, bajo la conducción del titular de la Cámara baja, Julián Domínguez, ante la presencia de legisladores oficialistas y opositores, funcionarios, dirigentes de la comunidad judía y familiares de algunas de las 85 víctimas del atentado del 18 de julio de 1994.

En su alocución, Timerman repasó la labor desarrollada por los presidentes Cristina y Néstor Kirchner en la causa del atentado dela AMIA, y destacó la necesidad de buscar el camino de la cooperación con el gobierno iraní y de la paz para que avance el proceso judicial.

"Comienza una segunda etapa en el plano internacional para presionar a Irán a que cooperen, buscando justicia a traves de metodos justos", apuntó el funcionario, y en este sentido precisó que "hay que buscar justicia, y no ajusticiamientos", planteó.

"El memorándum permitirá que se cumplimenten las diligencias procesales del Código Penal para que la causa se destrabe", afirmo Timerman, y agregó que el convenio llevará a los imputados con alerta roja de Interpol a que "estén frente al juez argentino y este les interrogue".

Con respecto a las críticas lanzadas desde la oposición y la comunidad judía, recordó que se "ha reunido con todos los familiares" de víctimas cuando le han solicitado verlo por este tema, y le pidió a los legisladores opositores a que "no fantaseen más" ya que "no hay ningún interés espurio" detrás del acuerdo.