Escuchá ahora

TNT Sports Continental

En Dúplex por AM590 y TNT Sports


Marcha y vigilia para recordar a Mariano Ferreyra y pedir justicia a un mes de su muerte

Dirigentes del Partido Obrero, agrupaciones políticas de izquierda y organizaciones sociales, universitarias y sindicales se movilizaron a Plaza de Mayo. Hubo incidentes entre activistas del PTS y ferroviarios porque éstos últimos querían encabezar la manifestación. Militantes de izquierda realizarán una vigilia en el lugar del crimen, hasta el sábado a las 14. El dirigente del PO, Marcelo Ramal, advirtió que "a Mariano no lo mató un barrabrava suelto sino que su crimen fue parte de un plan".

Marcha y vigilia para recordar a Mariano Ferreyra y pedir justicia a un mes de su muerte
Dirigentes del Partido Obrero, agrupaciones políticas de izquierda y organizaciones sociales, universitarias y sindicales se movilizaron a Plaza de Mayo, en reclamo de justicia a un mes del asesinato del militante Mariano Ferreyra.

Al comienzo de la marcha, los manifestantes bloquearon por un largo rato las boleterías de la estación Constitución. Desde allí comenzaron la procesión hasta el microcentro porteño, donde pidieron "juicio y castigo a los responsables materiales, políticos e intelectuales" del crimen del joven.

Militantes del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) y trabajadores tercerizados del ferrocarril Roca protagonizaron incidentes en el inicio de la marcha.

Los cruces se produjeron cuando activistas del PTS impidieron que los tercerizados encabecen la caravana. "Un carnero no puede ser la cabecera", fustigó Omar Merino del PTS, para luego denunciar que los tercerizados se negaron a cortar las vías del tren como parte de las protestas.

En tanto, militantes de izquierda confirmaron que realizarán una vigilia en el lugar donde fue ultimado Ferreyra, en Barracas, hasta este sábado a las 14.

“Hay siete detenidos en la causa, seguramente entre ellos está el asesino de Mariano. Pesamos que hay que avanzar hacia arriba, en el hilo de las responsabilidades políticas e intelectuales”, aseguró el dirigente del Partido Obrero, Marcelo Ramal.

En ese sentido, advirtió que “a Mariano no lo mató un barrabrava suelto sino que su crimen fue parte de un plan donde está comprometida en su totalidad la directiva de la Unión Ferroviaria, empezando por José Pedraza; también el concesionario ferroviario que facilitó las licencias gremiales y está comprometida la policía bonaerense y la Federal por haber liberado la zona donde se produjo el crimen”.

Ferreyra fue asesinado el pasado 20 de octubre cuando participaba de una protesta de trabajadores ferroviarios tercerizados en las inmediaciones de la estación Avellaneda, de la ex línea Roca.