Escuchá ahora

Trasnoche Continental

Lunes de 2 a 5. Martes a viernes de 0 a 5. Con Germán Caballero.


La rara enfermedad neurológica que desconcierta a los especialistas en Canadá

Una misteriosa patología cerebral que se asemeja a la enfermedad de las vacas locas tiene preocupados a los ciudadanos de la provincia canadiense de Nuevo Brunswick.

La rara enfermedad neurológica que desconcierta a los especialistas en Canadá

Enfermedad neurológica. Foto:

Diagnosticada por primera vez en 2015, según un análisis interno de salud pública enviado este mes a los profesionales médicos, la enfermedad afecta a todos los grupos de edad, informó CBC.

Hasta el momento se han identificado 6 personas fallecidas y un total de 43 casos, los cuales parecen estar concentrados en la península acadiana, en el noreste de la provincia, y la región de Moncton, en el sureste de Canadá.

"La gente se pregunta, ¿qué es? ¿Por qué está solo aquí? Esperamos que alguien nos lo diga", dijo Anita Savoie Robichaud, autoridad oficial de Shippagan, una ciudad de la península acadiana.

Según CBC, "la misteriosa enfermedad tiene similitudes con la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ), una enfermedad cerebral rara y fatal". Una variante de la ECJ es la encefalopatía espongiforme bovina, más conocida como enfermedad de las vacas locas.

Sin embargo, pese a que es similar a la ECJ, los expertos dicen que no se trata de la misma enfermedad. "En esencia, esto es algo nuevo y tenemos que ponernos manos a la obra y averiguar qué es", afirmó Neil Cashman, profesor de la facultad de medicina de la Universidad de Columbia Británica y neurólogo con experiencia en enfermedades causada por priones, como es el caso de la ECJ.

De acuerdo con el experto, el hecho de que los casos se limiten a ciertas regiones sugiere que se trata de una toxina ambiental. Un posible culpable podría ser la beta-metilamino-L-alanina (BMAA), una neurotoxina producida por ciertas bacterias que pueden acumularse en pescados y mariscos.

Otra posibilidad es el ácido domoico, una toxina producida por bacterias y que se acumula en mariscos, sardinas y anchoas. El plomo también está en la lista de los posibles causantes de la dolencia.

"Todos estos son especulaciones en este momento. Se requerirá mucha perspicacia científica para precisar una causa", enfatizó Cashman, antes de apuntar que la solución podría llevar de una semana a un año.

El Dr. Alier Marrero dice que los síntomas son amplios y pueden variar entre los pacientes. Al principio, puede haber cambios de comportamiento como ansiedad, depresión e irritabilidad, junto con dolor inexplicable, dolores musculares y espasmos en personas previamente sanas. Con frecuencia, los pacientes desarrollan dificultades para dormir (insomnio severo o hipersomnia) y problemas de memoria.

Puede haber deficiencias del lenguaje que avanzan rápidamente y dificultan la comunicación y mantener una conversación fluida, como la tartamudez o la repetición de palabras. Otro síntoma es la rápida pérdida de peso y atrofia muscular, así como alteraciones visuales y problemas de coordinación y espasmos musculares involuntarios.

Muchos pacientes necesitan la ayuda de andadores o sillas de ruedas. mientras que algunos desarrollan sueños alucinatorios perturbadores o alucinaciones auditivas mientras están despiertos. Varios pacientes han presentado un "síndrome de Capgras" transitorio, un trastorno psiquiátrico en el que una persona cree que alguien cercano a ellos ha sido reemplazado por un impostor.

Más allá que funcionarios canadienses intentan tranquilizar a los habitantes de la región mayormente afecatada, en épocas de coronavirus, toda patología extraña que no puede ser rápidamente identificada genera terror.