Escuchá ahora

Fútbol Continental

Equipo Deportes Continental.


Fallo de la Corte tucumana: "El tema está resuelto, porque la apelación no es suspensiva"

"La Corte provincial dijo que la Cámara (Contenciosa Administrativa) nunca tuvo competencia para dictar una sentencia (electoral)", destacó Marcelo Caponio, apoderado del PJ local.

Fallo de la Corte tucumana:
Marcelo Caponio, apoderado del PJ Tucumán, celebró por Continental la confirmación de los resultados de las elecciones provinciales por parte de la Corte Suprema provincial, y enfatizó que la apelación a la Corte Suprema de la Nación, ya anunciada por el Acuerdo del Bicentenario, "no es suspensiva" del proceso electoral. 
 
"El tema está resuelto, porque no es suspensiva la apelación a la Corte Suprema de la Nación. Lo que ordena la Corte Suprema (provincial) es que continúe el proceso electoral. Corresponde la proclamación de los candidatos electos y la realización de elecciones complementarias en los lugares donde se quemaron urnas", subrayó en La Mirada Despierta. 

"Yo que lo más rescatable son los fundamentos: la Corte dijo que la Cámara nunca tuvo competencia para dictar una sentencia de esta naturaleza, que avanzó sobre la conciencia de las personas y que nunca podía desconocer la voluntad popular. Eso es lo que hemos sostenido nosotros, resumidamente, en nuestros argumentos. No podían dos jueces evaluar y juzgar la elección de 900 mil personas, no tenían fundamentos legales, no tenían argumentos y no tenía pruebas para anular la elección como lo hizo esa sentencia", completó Caponio. 

La Corte Suprema tucumana rechazó la nulidad de los comicios de agosto pasado y dio por válido el resultado electoral que dio ganadora a la fórmula del Frente para la Victoria. También anuló la cautelar que impedía la proclamación del nuevo gobernador de Tucumán, dispuesta por la Cámara Contencioso Administrativa. En tanto, el justicialismo denunció penalmente a los jueces Salvador Ruiz y Ebe López Piossek (quienes anularon el comicio) y a los impulsores del planteo, Cano y Domingo Amaya, por presuntas sedición (alzamiento contra el orden público) y prevaricato (dictar algo injusto a sabiendas).