Escuchá ahora

Ahora Continental

De lunes a viernes de 10 a 13 hs. Con Dominique Metzger.


Síguenos en:

En Uruguay afirman que en Argentina ya hay devaluación del peso

El vicepresidente Danilo Astori advirtió que la brecha entre el dólar libre y el oficial afecta seriamente a su país. Calificó de "negativa" la relación con la Argentina y opinó que el Mercosur vive "la peor etapa de su historia".

En Uruguay afirman que en Argentina ya hay devaluación del peso
Pese a que en la Casa Rosada lo niegan (incluso rechazan toda posibilidad de que ocurra en un futuro), desde la costa oriental en el Río de la Plata reconocen una real depreciación del peso. Según el vicepresidente uruguayo Astori, en la Argentina "ya existe" un proceso devaluatorio "muy importante" debido a la diferencia cambiaria existente entre el dólar oficial y el que se vende en el mercado informal.

Con Argentina "cada día hay una dificultad nueva, se produce esta situación tanto para los bienes como para los servicios, lo cual obviamente representa un serio perjuicio para Uruguay", aseguró el segundo de José "Pepe" Mujica en declaciones a la prensa.

Y añadió que el daño se da "en particular para algunos sectores que han tenido en el mercado argentino históricamente su lugar de comercialización y ahora o lo han perdido o se ha deteriorado".

Para el vicepresidente, la politica cambiaria del gobierno argentino no es tan grave como las dificultades tomadas en materia de infraestructura. El atraso en "las obras del dragado del canal (binacional) Martín García, por ejemplo, y de otras hidrovías del país también han contribuido a dificultar el desarrollo de nuestras capacidades infraestructurales", sostuvo.

Según Danilo Astori, "el gobierno argentino ha tomado estas decisiones, aunque perjudiquen a Uruguay, en el marco de sus derechos". Sin embargo, enfatizó que están "contradiciendo flagrantemente lo dispuesto en el tratado de Asunción" de 1991, de constitución del Mercosur, bloque integrado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, actualmente suspendido, más Venezuela, incorporado en 2012.

"La realidad es esa y Uruguay tiene que lidiar con esa realidad", admitió.

En los últimos años, las restricciones a las importaciones impuestas por las autoridades argentinas, sumadas a las trabas que implementó Buenos Aires para la salida de dólares del país -que perjudicaron al turismo argentino hacia Uruguay- y las diferencias por el dragado de un canal binacional, frenaron los avances en políticas comunes y han complicado la relación entre los dos países vecinos.

Para Astori, Uruguay debe apostar a un "regionalismo abierto". "Es inconcebible que Uruguay se plantee una estrategia sin la integración con los vecinos. Pero hoy el Mercosur vive un retroceso, la peor etapa de su historia", aseguró.