Escuchá ahora

Fútbol Continental Transmisiones

Equipo Deportes Continental


Emma Coronel, la mujer del "Chapo" Guzmán, del glamour total a una pequeña celda

Llevó una vida glamorosa en Nueva York, pero fue arrestada y encarcelada en una diminuta celda en una cárcel de alta seguridad en Virginia.

Emma Coronel, la mujer del Chapo Guzmán, del glamour total a una pequeña celda

Emma Coronel. Foto:

BBCMundo. Las ventanas del Centro de Detención de Adultos William Truesdale en Alexandria son tablillas rectangulares insertadas a lo largo en un ladrillo rojo. Ahí es donde Emma Coronel Aispuro fue recluida en confinamiento solitario, en una celda diminuta. En el interior de esa cárcel, dice su abogada Mariel Colón Miro, lee novelas "románticas" para pasar el tiempo.

Las condiciones son un marcado contraste con la vida que alguna vez tuvo. La pareja tiene estatus de ícono en México y la hija del narcotraficante también ha hecho una incursión en la moda usando su nombre.

Cuando hablé con ella en Nueva York durante el juicio de su esposo en 2019, llevaba joyas y un reloj caro. Luego, a principios de este año, Coronel, de 31 años, fue arrestada en el Aeropuerto Internacional Dulles en Virginia y acusada de ayudar a su esposo narcotraficante a dirigir el notorio cartel de Sinaloa.

Guzmán, de 64 años, fue condenado a cadena perpetua y recluido en una prisión de máxima seguridad en Colorado. Funcionarios del FBI dijeron que Coronel conspiró para distribuir cocaína y ayudó a planificar la fuga de su esposo de una prisión mexicana en 2015.

No se ha fijado una fecha para el juicio. Si la declaran culpable, podrían enviarla a prisión de por vida. Su historia es individual, con un marido infiel, una amante y una empresa criminal. Pero arroja luz sobre el mundo secreto de los cárteles de la droga y las mujeres que lo habitan.

Dejando de lado la cuestión de la culpabilidad o la inocencia, los analistas que estudian el mundo del narcotráfico dicen que Coronel se forjó un papel inusual. Era una figura pública, empresaria y supervisora, que ayudaba a controlar quién tenía acceso a su esposo mientras él dirigía el cartel.

Tradicionalmente, las esposas de los narcotraficantes son vistas como "muy sexuales" y "no interventoras", dice Cecilia Farfán-Méndez, académica de la Universidad de California en San Diego. Coronel fue diferente, afirma. "Demostró que las mujeres pueden ocupar puestos de poder". Y ejercer poder en un cartel de la droga es una empresa arriesgada.

Derek Maltz, el ex agente especial de la administración antidrogas de Estados Unidos, señala que "cuando estás en este negocio, o te atraparán o te matarán". Emma Coronel sale de la Corte Federal de Brooklyn después de la sentencia de esposo en 2019.

Coronel mostró su "buena cara" con sus planes para una empresa de moda, pero los investigadores federales estaban detrás de ella. "El mundo se colpsaba a su alrededor, los muros se estaban derrumbando", señala Maltz.