Escuchá ahora

Trasnoche Continental

Lunes de 2 a 5. Martes a viernes de 0 a 5. Con Germán Caballero.


Síguenos en:

El Gobierno lanzó un nuevo plan para blanquear e invertir dólares

"Se trata de un bono de ahorro de impacto en el sector energético y un certificado de inversiones para el sector inmobiliario y de la construcción", según informó el ministro de Economía, Hernán Lorenzino.

El Gobierno lanzó un nuevo plan para blanquear e invertir dólares
El Gobierno presentó un proyecto del ley para impulsar dos instrumentos financieros que podrán fondearse con dólares no declarados. Lo anunciaron el ministro de Economía, Hernán Lorenzino; el vice, Axel Kicillof; el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray; la presidente del BCRA, Marcó del Pont; y el secretario de Comercio, Guillermo Moreno

Lorenzino explicó que se trata de un "nuevo sistema para el desarrollo de sectores estratégicos, poniendo una vez más la mira en el crecimiento y la creación de empleo. Estamos implementando en esta ocasión dos nuevos instrumentos financieros: un bono con impacto directo en el sector energético, en el marco de la nueva ley del Mercado de Capitales, y un certificado movilizador del mercado inmobiliario y de la construcción, en el marco de la nueva Carta Orgánica del Banco Central".

"Estamos mandando hoy mismo al Congreso un proyecto de ley que contiene como elementos centrales la creación de estos dos nuevos instrumentos financieros: el bono argentino de ahorro para el desarrollo económico y el certificado de inversiones para el sector inmobiliario y de la construcción", agregó el jefe del Palacio de Hacienda.

"Apuntamos con estas medidas a quienes tengan ahorros en dólares sin declarar puedan usarlos para invertir en instrumentos transparentes y legales que, al mismo tiempo que resguarden esos ahorros, puedan ser utilizados en la operatorio de estos dos sectores: inmobiliario y construcción, e infraestructura e hidrocarburos", afirmó Lorenzino.

"Seguimos impulsando el objetivo de movilizare el ahorro privado, en este caso, otorgando un estímulo para transformar recursos ociosos, no declarados, que están en una caja de seguridad, que no tiene ninguna rentabilidad, o en el colchón, con lo que esto implica en términos de seguridad. O peor aún, en un paraíso fiscal o en otro país. Pensemos en lo que pasó hace poco en Chipre", consignó el ministro de Economía.

"La idea es transformar estos ahorros en nuevas inversiones, que significa incorporar esos recursos ociosos en el sistema productivo, para que, a su vez, se traduzcan en nuevos empleos y más consumo, para que sigamos consolidando este modelo que beneficia a todos y no privilegia a un sector determinado", comentó el funcionario.

Agregó que "estas medidas se integran a los esfuerzos que muchos países, y en particular los más avanzados, están haciendo para traer los fondos depositados en guaridas fiscales, que según algunos cálculos llegan al 25% del PBI mundial, para que reingresen estos recursos a las economías formales en que se generaron".