Escuchá ahora

Mañana Será Otro Día

Lunes a Viernes de 20 a 24. Con Dominique Metzger.


Síguenos en:

Cruces, chicanas y distensión en el debate entre precandidatos de UNEN

En un choque televisivo, los postulantes optaron por recalentar la interna a sólo 10 días de las elecciones y apuntaron sus dardos entre sí.

Cruces, chicanas y distensión en el debate entre precandidatos de UNEN
Los precandidatos a diputados nacionales del frente porteño UNEN protagonizaron hoy un debate caliente que incluyó cruces, recriminaciones pero también momentos de distensión, a pocos días para las próximas elecciones primarias del 11 de agosto.

"¿Estamos probando o ya empezamos?", apuró la candidata de 'Coalición Sur' Elisa Carrió, quien miró a sus competidores Martín Lousteau de 'Suma+', Ricardo Gil Lavedra de 'Juntos' y Leandro Illia de 'Presidente Illia'.

Durante el debate televisivo, los postulantes optaron por recalentar la interna a solo 10 días de las elecciones y apuntaron sus dardos entre sí, aunque coincidieron en resaltar que representaban la "contracara del kirchnerismo" por ser el "único" espacio que ofrecía ese tipo de discusiones.

Sucede que UNEN pondrá en juego el 11 de agosto la fórmula de senadores nacionales y la cabeza de lista y el orden de la nómina de los diputados -que se integrará de manera proporcional- que competirán en las legislativas de octubre.

Si bien todos los participantes del debate -organizado por el programa 'A dos voces' de Todo Noticias- coincidieron en denunciar la "corrupción" del gobierno nacional, el foco principal fue fogonear la interna de UNEN.

El único en recibir cachetazos de sus tres rivales electorales fue Lousteau por su paso por el oficialismo como ex ministro de Economía y por la famosa resolución 125 de retenciones al campo.

"Hiciste un daño terrible con la 125 y quiere que expliques, no quiero que te vayas, ya sabías que (el secretario de Comercio, Guillermo) Moreno estaba en el gobierno", precisó Carrió en un tono moderado, al tiempo que Gil Lavedra aseguró que "la 125 fue un desprecio al Congreso".

También Illia entró en el debate al sostener que "no se ha cuantificado el daño a los sectores agropecuarios a lo cual le puso el pecho la Unión Cívica Radical".

Inmediatamente, Lousteau mencionó que estuvo "sólo cinco meses dando pelea" en el Gobierno, afirmó que se "tenía que desayunar todos los días de todas las 'cagadas' que podía hacer Moreno' y advirtió que se estaba "discutiendo una resolución que nunca se implementó".

En medio de una discusión con Gil Lavedra que le repetía que "la Constitución no era un formalismo", el economista dijo que le "sorprende" la postura del radical porque "la segunda candidata" de 'Juntos' "votó a favor de la 125", en referencia a la diputada Victoria Donda que estaba en la tribuna.

Otro de los momentos calientes del debate fueron los constantes dardos que se lanzaron Carrió y Gil Lavedra que habilitaron a las chicanas y también bromas en torno a los dichos del diputado de la UCR acerca de que quería "domesticar" a la chaqueña.

"Nunca he aceptado un cargo, me gusta la batalla, él (por Gil Lavedra) es un blando, yo soy dura porque frente a la prepotencia de un violador hay que ser duro porque te llevan puesto", lanzó la dirigente de la Coalición Cívica y le reprochó que la UCR concurrió a la ronda de diálogo político con el ministro del Interior, Florencio Randazzo, en el 2009.

"En 2009 habíamos ganado con el Acuerdo Cívico y Social y fueron con ¿cómo se llama, cómo? Randazzo. Entregaron la victoria", aseveró y agregó que era "dura" con el "Frente para la Victoria" y "contra los prepotentes y ladrones".

En respuesta, Gil Lavedra remarcó que "no hay que confundir blandura con diálogo" y arremetió: "Sos ineficaz y dogmática, te has encerrado en una verdad única" y la tildó de "autoritaria".

"No hay que cerrarse al diálogo, es espíritu democrático, lo otro es espíritu faccioso", profundizó el candidato de 'Juntos' y cuestionó las "ausencias" de la chaqueña en "votaciones" como "la ley terrorista, el Per Saltum, la ley de tierras".

Durante su exposición, por otra parte, Carrió utilizó carteles para mostrar, en primer lugar, su "enorme experiencia" legislativa con las leyes de su "autoría" como "el 82 por ciento móvil a jubilados, el juicio a la Corte contra el menemismo, ley de lavado de dinero, ley de tierras, ingreso ciudadano a la niñez" que, dijo, "la Presidenta copió mal".

Otro de los carteles utilizados contenía las caras de funcionarios del gobierno nacional como Ricardo Jaime o Julio De Vido y hasta la imagen del ex presidente Néstor Kirchner, a quien ella denunció por supuestos delitos de corrupción.