Escuchá ahora

Bravo.Continental

Lunes a Viernes de 13 a 17. Con Fernando Bravo.


Síguenos en:

Cristina Fernández: "Estamos dispuestos a pagar, pero no en mejores condiciones que el canje"

Manifestó que lo que sucede en Argentina es un "leading case político", tildó de "absurda" la actitud de los bonistas y dijo que "nos quieren volver a endeudar".

Cristina Fernández:
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner manifestó que la Argentina está dipuesta a pagarles a los Fondos Buitres, pero en las mismas condiciones que el otro 93% de los bonistas que ingresaron a los dos canjes propuestos por la Argentina.


"Estamos dispuesto a pagarle a estos fondos buitre pero no en mejores condiciones al otro 93%, porque estaríamos cometiendo un delito, estaríamos estafando y defraudando al 93% de los acreedores que creyeron en la Agentina", aseveró tajante la mandataria en uno de los momentos más fuertes del discurso de apertura de sesiones ordinarias.


Mientras la presidenta daba su alocución, la Corte de Apelaciones de Nueva York falló en torno a la dipusta con los fondos buitre e instó a la Argentina presentar un plan de pago a los bonistas. La fecha límite: el 29 de marzo.


"El caso argentino es un leading case político", sostuvo CFK, quien aseguró que un pequeño puñado que cave en una mano quiere arruinarle la vida a toda una sociedad."Tienen que entenderlo, la Argentina, los 40 millones, hemos hecho un esfuerzo descomunal sin acceder al crédito internacional. Estamos pagando regularmente nuestras deudas", expresó.

"Vamos a seguir pagando nuestras obligaciones en dólares tal cual lo venimos haciendo desde 2005. No vamos a violar ninguna ley argentina pero no vamos a cometer ninguna defraudación contra el 93%" que aceptó la reestructuración, aseguró. Además pidió a los "fondos biutre", como los llamó, a "que reciban de la misma manera que quienes hoy están cobrando, con la misma quita y los mismos plazos. Esto es justicia. Si hay un sistema que elige perjudicar al 93% para beneficiar a un 7%, empezaría a dudar de tratarla de justicia".

"Parece que los argentinos nos comportamos como si fuéramos un planeta y las cosas nos sucedieran solamente a nosotros. Me atrevo a decir la importancia que debiera adjudicarle la totalidad del mundo a este tema. Somos un país que reestructuró su deuda soberana en 93 por ciento. Los países no tienen una Ley de Quiebras, pero cuando un país reúne una determinada masa crítica de acreedores, el juez de la quiebra dice que se va a pagar. En nuestra Ley de Quiebras es el 66%, el juez homologa la quiebra y el país paga. Nosotros tuvimos esa situación en 2001, en el default más grande de la historia", comentó la jefa de Estado.

"Hoy no somos los únicos quebrados. No lo digo con alegría, es muy probable que muchos países del mundo, más temprano que tarde, con reestructuraciones, van a tener que reestructurar su deuda con quitas importantes. ¿Cómo van a hacer España, Grecia o Italia? Esta situación de la Argentina es un auténtico 'leading case' (caso testigo)’. Es un leading case político, porque significa que si los principales dirigentes mundiales, el G-20, los organismos multilaterales van a permitir que un puñado arruine a las sociedades de todo el mundo, con desahuciados, desocupados, o va a privilegiar a sus sociedades, sus pueblos, sus países, sus historias. Eso es lo que está en juego en el mundo", planteó Cristina Kirchner.

"La Argentina ha hecho un esfuerzo descomunal sin acceder al mercado de capitales, siendo hoy pagadores netos de los organismos internacionales. Estamos pagando regularmente nuestras deudas. Desde 2005 hemos pagado, esta última parte con reservas, unos 32 mil millones de dólares. Hemos pagado rigurosamente todo lo que nos hemos comprometido", continuó.