Escuchá ahora

TNT Sports Continental

En Dúplex por AM590 y TNT Sports


Cómo evalúan los argentinos a la oposición

Magdalena Tempranísimo / De acuerdo con un sondeo de Poliarquía Consultores entre el 22 y el 29 de Setiembre de 2010, en forma exclusiva para el diario La Nación, la oposición al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner concita una evaluación positiva del 28%, una evaluación regular del 43% y una evaluación negativa del 26 %.

Cómo evalúan los argentinos a la oposición
Cuando falta un año para elegir al próximo presidente, en la oposición no se termina de definir un líder claro, y en un terreno de gran dispersión, el 43% de los argentinos tiene una opinión regular del conglomerado no kirchnerista. En ese contexto, Mauricio Macri y Ricardo Alfonsín encabezan las preferencias y se despegan un poco del pelotón de dirigentes que enfrentan a los Kirchner.


Sin embargo, cuando se evalúa la imagen positiva de cada uno, el vicepresidente Julio Cobos aparece en escena, ubicado en segundo lugar de las preferencias, 8 puntos por debajo de Alfonsín, pero 4 por arriba del jefe de gobierno porteño, que es seguido a sólo un punto por el diputado Francisco de Narváez.

Esas son las principales conclusiones de un sondeo de Poliarquía Consultores, elaborado exclusivamente para LA NACION.

La encuesta no mide intención de voto, sino que indaga en la imagen y las cualidades que los argentinos ven y buscan en la dirigencia. De esa evaluación surge que la honestidad es hoy la virtud más valorada para elegir al próximo presidente, con 33% de adhesiones. Le siguen la inteligencia (11%), los equipos de gobierno (8%) y la preparación (6%). En ese corte, Alfonsín (el más honesto según los encuestados), Macri y el ex presidente Eduardo Duhalde lideran la nómina de políticos asociados a las 11 cualidades más requeridas por la sociedad.

Macri y Alfonsín también encabezan los atributos de gestión más reclamados para 2011, donde los argentinos buscarán alguien que combata la inseguridad (36% de adhesiones) y que garantice que el país siga creciendo (17%), dos ítem en los que va adelante el jefe de Pro; y a la vez que haga respetar las leyes y las instituciones (16%), donde se impone Alfonsín.

"Aunque hasta ahora los indicadores de corrupción no tenían mucho peso, es relevante que la honestidad aparezca como la virtud más valorada, triplicando las adhesiones de la inteligencia", analizó Fabián Perechodnik, director de Poliarquía.

De todos modos, llama la atención la baja evaluación de la oposición en su conjunto. Mientras el 28% de los entrevistados la califica positivamente, casi la misma cifra (el 26%) la evalúa de modo negativo, mientras el 43% la juzga como regular. Tal vez eso tenga que ver con que el 60% de los encuestados dijo que estaría de acuerdo en que todo el arco antikirchnerista se agrupara detrás de un único candidato.

Para el trabajo, Poliarquía le pidió a los entrevistados que dijeran espontáneamente (sin mencionar a ninguno) cuál era el político opositor que más les gustaba. El elegido fue Macri, con 10% de menciones, seguido por Alfonsín, con el 9%. Más abajo aparece Duhalde, con 6%; Elisa Carrió y Fernando "Pino" Solanas empatan en 5% y Cobos y De Narváez, con 4%.

Sin embargo, cuando el encuestador mencionó un listado de dirigentes e indagó imagen positiva y negativa de cada uno, el orden cambió. Ese escenario aparece liderado por dos radicales: el hijo del ex presidente Raúl Alfonsín, con 51% de imagen positiva, y más abajo Cobos, con 43%. En tercer término se ubica Macri, jefe de Pro, con 39% de adhesiones, escoltado por el peronista disidente De Narváez, con 38%.

Después se agrupan, bastante parejos, Solanas (35%); Carlos Reutemann y Roberto Lavagna (empatan con 32%); Elisa Carrió y Alberto Rodríguez Saá (31% cada uno); seguidos por Felipe Solá (29%); Duhalde (28%); el gobernador socialista de Santa Fe, Hermes Binner (25%) y el de Chubut Mario Das Neves (20%).

En la columna de imagen negativa sobresale el ex presidente Duhalde, con 41% de rechazo, seguido de cerca por Carrió, con 37%. Macri también muestra un rechazo importante, del 30%, y Cobos del 25%, mientras Alfonsín les saca ventaja en ese terreno con sólo 15% de imagen negativa.

Pero la encuesta indaga especialmente en los atributos personales y políticos asociados a cada opositor.

En el ránking Alfonsín aparece como el político más honesto, con más capacidad de generar consensos y con más llegada a la gente. Entre sus cualidades personales también se menciona el parecido con su padre. En cambio, señalan la falta de experiencia y preparación, la debilidad o tibieza y la falta de carisma como sus principales defectos.