Escuchá ahora

Somos Boca

Junto a Boca en cada partido del Xeneize.


Alarma mundial: China informó el primer caso humano de gripe aviar H10N3

La Comisión Nacional de Salud del país asiático, notificó que un hombre de 41 años de Zhenjiang se convirtió en el primer caso de infección con la cepa H10N3 de la gripe aviar.

Alarma mundial: China informó el primer caso humano  de gripe aviar H10N3

Gripe aviar. Foto:

Mientras se espera el anuncio de la llegada de más vacunas al país, y en plena segunda ola por el coronavirus, no llegan buenas noticias desde China. En que la Comisión Nacional de Salud de ese país informó que un hombre de 41 años se convirtió en el primer caso humano de infección con la cepa H10N3 de la gripe aviar.

El primer caso registrado, oriundo de la la ciudad de Zhenjiang, fue hospitalizado tras tener síntomas de fiebre, entre otros. La cartera de salud de China informó que la persona infectada fue diagnosticada con el virus de la influenza el 28 de mayo. Sin embargo, no brindaron detalles de cómo se contagió.

“No se han reportado casos humanos de H10N3 en el mundo, y el virus H10N3 entre las aves de corral es poco patógeno. Este caso es una transmisión ocasional entre especies de aves de corral y humanos, y el riesgo de propagación a gran escala es extremadamente bajo”, señalaron las autoridades.

La Comisión aseguró que el estado del paciente ha mejorado hasta el punto de alcanzar los requisitos para ser dado de alta. Las autoridades responsables llevaron a cabo seguimientos de emergencia a todos sus contactos cercanos en la provincia y no encontraron “anormalidades”.

Para los investigadores, que reiteran que se trata de un caso aislado, el virus H10N3 no tiene la capacidad de infectar de manera efectiva a humanos. Mientras tanto, la Comisión hizo un llamamiento a los ciudadanos a evitar el contacto con aves muertas en el día a día y a tratar de no acercarse a las vivas, así como a cuidar la higiene alimentaria y a acudir inmediatamente a profesionales de la salud en caso de presentar síntomas como fiebre o problemas respiratorios.

Más allá que el riesgo de propagación es bajo, ante la aparición de nuevos virus, todas las alarmas se encienden.