La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, volverá esta semana a la actividad pública tras asumir al mando del Planalto, con una serie de actividades previstas en el sur del país, previo a su viaje a la Argentina que marcará su primera salida al exterior como jefa de Estado.

Luego de pasar las primeras semanas prácticamente dedicada a sus tareas en el tercer piso del Palacio del Planalto, la mandataria hará su presentación en actos públicos después de las elecciones de octubre, resaltó el diario brasileño Estado.