Aleksandr Dugin, es considerado como uno de los pensadores más influyentes de Rusia. Se cree que fue el cerebro detrás de la anexión de Crimea ordenada por Putin en 2014. Y también defendió hace años que era necesaria la intervención militar en el este de Ucrania -a la que llama Novorossiya (Nueva Rusia)- "para salvar la autoridad moral de Rusia".

La filosofía de Dugin se conoce como eurasianismo y sostiene que la Rusia ortodoxa no es ni de Oriente ni de Occidente, sino una civilización separada y única, un "imperio eurasiático". Y la misión principal de esta civilización, cree Dugin, debe ser desafiar la dominación de Estados Unidos en el mundo.

Sus ideas y estrategias comenzaron a afianzarse en el año 2000 cuando conoció a Gleb Pavlovskii, uno de los principales ideólogos del gobierno del entonces recién electo presidente Vladimir Putin. En ese mismo año, el nuevo presidente ruso, declaró públicamente que "Rusia siempre se ha percibido a sí misma como un país euroasiático".

Dugin después dijo que la admisión de Putin era "histórica, grandiosa y revolucionaria" y que lo cambiaba "todo".

Fue en 1997 cuando publicó "Los fundamentos de la geopolítica: el futuro geopolítico de Rusia", un libro fundamental en el que establece los detalles para que Rusia reconstruya su poder a nivel mundial. Algunos analistas aseguran que ese libro marcó la visión de Putin sobre Rusia y su lugar en el mundo y que todos los generales del ejército ruso lo leen en algún momento.

En él escribe que, para lograr sus objetivos geopolíticos, Rusia necesitaría "la desinformación, la desestabilización y la anexión". Y se comenta que uno de los objetivos de las anexiones de Rusia debería ser Ucrania. Su idea es que una Ucrania independiente se interpone en el camino para que Rusia se convierta en una superpotencia transcontinental.

Muchos ven las acciones de Rusia en los últimos años -inmiscuyéndose en las elecciones en EE. UU. y en el proceso del Brexit, y con conflictos como los de Georgia o el del este de Ucrania-, son un ejemplo de la influencia de las ideas eurasianistas de Dugin sobre Putin y sus colaboradores.