El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula Da Silva volvió al ruedo después de haber superado las acusaciones en su contra e incluso, haber pasado un período en prisión, se metió en la cerrera por sucesión de Jair Bolsonaro y todo parece irle de perlas.

Según la última medición publicada, Lula suma el 40 % de la intención de voto contra el 24 % del mandatario Jair Bolsonaro para las elecciones de octubre de 2022, según una encuesta de la consultora Ipespe.

Los números, casi replican los del mes anterior en el que Lula, del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) rondaba el 38 % mientras Bolsonaro, tenía idéntico 26 %, lo que parece ser a esta altura, su techo electoral.

En la encuesta el tercer lugar lo ocupa Ciro Gomes, del Partido Democrático Trabalhista (PDT, centroizquierda) con el 10 %, luego el ex juez Sergio Moro, con el 9 %.

Si hubiera un segunda vuelta Da Silva se impondría con el 51 % frente al 32 % de Bolsonaro.