El gobierno de Etiopía dijo el sábado que actuaría contra los perpetradores después de que apareciera un video en las redes sociales que mostraba a hombres armados, algunos con uniformes militares, quemando a civiles en el oeste del país.

El servicio de comunicación del gobierno de Etiopía dijo en un comunicado en su página de Facebook que el brutal incidente ocurrió en la zona de Ayisid Kebele de Metekel en la región de Benishangul-Gumuz, un sitio de frecuente violencia étnica desde hace más de un año en el que han muerto cientos de civiles.

“Recientemente se cometió un acto horrible e inhumano... En una serie de imágenes horribles que circularon en las redes sociales, civiles inocentes fueron quemados vivos”, se lee en el comunicado.

No dijo cuándo ocurrieron los hechos ni quiénes fueron los responsables, pero resaltó: “Independientemente de su origen o identidad, el gobierno emprenderá acciones legales contra los responsables de este acto grosero e inhumano”.

La violencia en la región de Benishangul-Gumuz, hogar de varios grupos étnicos, está separada de la guerra en la región norteña de Tigray que estalló en noviembre de 2020 entre las fuerzas federales etíopes y las fuerzas rebeldes del Frente Popular de Liberación de Tigray.