En Egipto, la oposición convocó a una huelga general indefinida y continúan las manifestaciones que reclaman la renuncia de Hosni Mubarak.

Las movilizaciones se intensificaron en El Cairo y ahora buscan el apoyo del Ejército (el puntal del régimen de tres décadas de duración).

La cúpula militar se reunirá con fuerzas de la oposición para que fijen su postura.

Para mañana, se aguarda una movilización de más de un millón de personas para exigir la dimisión del presidente.

Por Continental, Angels Barceló, enviada especial de Unión Prisa Radio destacó que “las Fuerzas Armadas no están en contra las protestas y se aguarda una decisión de la cúpula que puede definir la situación”.

En La Mañana, confirmó que los enfrentamientos han dejado al menos ciento cincuenta muertos y centenares de heridos.

Barack Obama le pidió a Mubarak “ir más lejos con los cambios y empezar a pensar en una transición ordenada”.

Varios países comenzaron a repatriar ciudadanos, a lugares de Europa considerados seguros, y la Cancillería argentina recomendó “evitar viajes no indispensables”.

“La ciudad está silenciosa. Sólo hay ruido en la plaza central, donde hay miles de personas”, describió Barceló.

“No hay dinero en los bancos, no tienen dinero en efectivo, no funcionan las escuelas. Está comenzando a temerse desabastecimiento. La vida es complicada. La pregunta es ¿hasta cuando?”, resumió.